lunes, 18 de julio de 2005

Don erre que erre

Pepe Blanco sigue en sus trece. Con el nivel intelectual que le caracteriza, insiste en que mientras los islamistas reivindicaban el atentado del 11M, el gobierno anterior mantenía la autoría de ETA.
La pregunta es obvia: ¿qué datos o informaciones hicieron que el PSOE creyera a pies juntillas dicha reivindicación -hablamos del día 13 de marzo, cuando hasta los servicios secretos extranjeros dudaban seriamente de su verisimilitud- hasta el punto de que Rubalcaba trangrediese el día de reflexión para acusar al gobierno de mentir? ¿Tenían en su poder información contrastada en ése momento que no poseía el gobierno? Si fué así ¿por qué su interés en acusar al gobierno de mentir en vez de hacerle ver su error? No juege con los tiempos y no nos tome por tontos. No todos estamos lobotomizados por su partido.
Nos pongamos como nos pongamos, lo que está cada vez más claro fué la vergonzosa utilización del asunto para sacar tajada política en las elecciones, sin dar tiempo para que la ciudadanía pudiera racionalizar las diferentes influencias mediáticas que se desataron.
Sr. Blanco, usted sabe lo que pasó. Usted miente.