sábado, 3 de septiembre de 2005

Disuadir es de izquierdas

Zapatero va y dice ahora que "disuadir del consumo del alcohol y el tabaco es de izquierdas". Yo creo que lo que sí es propio de la izquierda es decir semejante chorrada típica de una cretinez mental alarmante.
Su coartada es que lo hacen para protegernos del consumo dañino de dichas sustancias pero éso no hay quien se lo crea. Si fuera cierto y aceptáramos dicho procedimiento, deberíamos empezar a subir impuestos de las comidas basura de los McDonals y compañía -que además casi todas son americanas y ser antiamericano también es muy de izquierdas-, de la bollería industrial, de la sal, del azúcar, de los automóviles -que son peligrosísimos y producen mucho gasto sanitario-, los bronceadores -o cobrar por tomar el sol; éso habría que debatirlo- y hasta de las películas de miedo que suben la tensión una barbaridad.
No mucho más añadiría yo a semejante idiotez, aunque si entráramos en todo lo que la izquierda es capaz no sólo de disuadir sino de prohibir, tendríamos para rato.
Pero además añade que no subir impuestos también es de izquierdas. ¿Entonces qué está proponiendo?
Yo, de verdad, si fuera socialista, me daría vergüenza; aunque bastante tengo con ser español y avergonzarme de tener un gobierno como éste y de unos muchos compatriotas que lo apoyan.