jueves, 8 de septiembre de 2005

Premio PSOE a la incompetencia

Absolutamente vergonzoso, impresentable y caciquil el premio que se le otorga a Rosario Arévalo, exconsejera de Medio Ambiente de Castilla la Mancha. Sí, la misma que dimitió por la pésima gestión del incendio de Guadalajara donde perecieron once personas componentes de un retén anti-incendios.
Cuando los compañeros de los fallecidos protestan con huelgas de hambre rotativas por la falta de justicia y por la farsa de una Comisión de Investigación convertida en Comisión de Justificación, se premia la lealtad de la exconsejera por haber impedido, con su dimisión, que se chamuscara el flequillo de Zapatero. Un insulto para las víctimas.
Para ello, no han dudado en crear un nuevo cargo y dárselo a ella. Sí, así como suena. Crean el cargo en ENUSA de Directora General de Relaciones Institucionales, con una pasta de sueldo, y se lo dan a ella.
Ahí es nada. Una empresa pública relacionada con la energía nuclear. Ésa de la que la izquierda reniega constantemente y acusa de todos los males por venir. Bueno, pues ahí la tienen. Espero que no tendrá que intervenir en caso de que se declare un incendio en una central nuclear porque si no lo de Chernovil sería un cuento de niños.
Lo dicho: vergonzoso y además insultante.