martes, 6 de noviembre de 2007

Adiós a la teoría oficial.


Más sobre el error judicial al que alude El País.


El tal error, de serlo, lo sería respecto al delito de pertenencia a banda armada de El Egipcio, pero no es aplicable en absoluto a su absolución como cerebro y organizador del atentado del 11-M.

No sé si la Fiscalía recurrirá la sentencia en ese aspecto, pero estoy seguro de que no lo hará respecto a la exculpación como cerebro y la consiguiente anulación de la teoría de la vinculación del 11-M con la guerra de Irak. No creo que les interese hacer hincapié sobre el asunto.

Por lo tanto, no es cierto lo que El País dice. El error al que hace mención se refiere a la culpabilidad o no respecto a pertenencia a banda armada, nada que ver con su declaración de inocencia como inductor del atentado. También son ganas de confundir.