miércoles, 28 de noviembre de 2007

La extrema Inquisición

El estigma estalinista

La extrema izquierda sigue con su cantinela de acusar de extrema derecha a todo el que no esté de acuerdo con sus planteamientos o no acepte su versión de la "historia". Ahora quieren linchar a Pío Moa.

Yo he leído verdaderas burradas en las que me siento insultado tanto en mi memoria como en mis convicciones más profundas, e incluso en mi inteligencia. Jamás, repito, jamás se me ocurriría pedir que se censurase a quien las expone Otro cantar es querer que la justicia actúe en caso de que tales expresiones sean constitutivas de delito.

La democracia tiene eso, y si no te gustan unas opiniones, no las leas. Claro que estos que así actúan de demócratas tienen muy poco. Ser comunista y demócrata es una antítesis. Pero a la vista está que ahora en España tal parece que son las víctimas quienes delinquen y no los que enaltecen a sus asesinos.