jueves, 15 de noviembre de 2007

Hinchando el miedo.

El "coco" de la extrema derecha

Según los datos policiales, los integrantes de todos los grupos de extrema derecha en Madrid suman 1.000 individuos. Los que integran los distintos grupos de la extrema izquierda violenta son el doble, 2000 individuos y además, con vinculaciones con Batasuna/ETA. La extrema izquierda en España destruye autobuses, atenta, asesina, extorsiona, produce destrozos urbanos, etc., sin olvidar a la extrema izquierda de Batasuna/ETA. La extrema derecha en España es prácticamente testimonial; mucho menor que en el resto de Europa.

Todos los fines de semana la policía incauta entre estos grupos de extrema derecha y de extrema izquierda, todo tipo de armas y de sprays gasificantes.

No son inocentes chavalines, sino macarras armados y peligrosamente violentos. Ha muerto uno de extrema izquierda pero podría haber sido de la extrema derecha. Ambos son unos descerebrados, los unos y los otros. Casi tanto como los que pretenden presentar la protesta por la muerte de un descerebrado de extrema izquierda como una lucha antifascista, cuando tan fascistas son los unos como los otros.

Luego el asunto, que policialmente está muy claro y no sorprende a nadie, no es más que un modo de movilizar a la izquierda haciendo creer que ser de extrema izquierda es bueno y serlo de extrema derecha es malo. No, ambas posiciones extremas son igual de malas. Aunque la propaganda izquierdista no tendrá empacho en utilizarlo para seguir desinformando a sus ya de por sí desinformados seguidores.

Urge una campaña informativa que descalifique tanto a unos como a otros y condene el uso de la violencia en ambos bandos.