jueves, 24 de enero de 2008

El cinismo del Gobierno.

Mientras no se han cansado de acusar a la oposición de hacer política con el terrorismo, ellos utilizan el tema del terrorismo electoralmente.

No otra cosa es la repentina apertura de ojos hacia la vinculación de ANV y PCTV con Batasuna ETA. Ya dijo el Ministro de Justicia en su día que la ilegalización de ANV se produciría cuando fuera el momento adecuado, más exactamente dijo "cuando la jugada lo aconseje", lo que ya es una evidencia de la manipulación de la Justicia por conveniencia y condicionamientos políticos.

El esperpento de anular la mitad de las listas de ANV en las elecciones locales en vez de iniciar un procedimiento para su ilegalización como partido, provocó que estos proetarras estén en muchos ayuntamientos y cobren de todos nosotros. El Gobierno no ha parado de acusar al PP de todo lo que se le ha ocurrido por exigir la ilegalización de ANV. Y la que más sonaba es la acusación de utilizar políticamente el asunto del terrorismo.

Pues precisamente eso es exactamente lo que está haciendo el Gobierno ahora. Ha esperado hasta vísperas de elecciones para actuar. Posiblemente será tarde para conseguir la ilegalización antes de las elecciones y haya que conseguir la anulación de las candidaturas, lo que denota una chapuza imperdonable. Las pruebas que ahora dicen tener ya existían. Además de que el juez Garzón ha tardado en actuar una hora y media después de haber recibido los últimos informes policiales. Ni de broma ha podido en ese lapsus de tiempo leer la miríada de folios de los informes, lo que hace suponer que ya los conocía. Y si ya los conocía, ¿porqué no actuó antes?

El que Garzón y el Gobierno actúan al alimón, y el que este juez aplica la ley en función de condicionantes políticos, ya era harto sabido. Ahora no es que se confirme, es que se evidencia una vez más.

La ilegalización de estos hijos de puta de etarras y amigos de etarras siempre será bienvenida, aunque debió de producirse antes. El hecho da la razón al PP que la estuvo pidiendo insistentemente a la vez que recibía todo tipo de negativas y descalificaciones por parte del Gobierno y del Parlamento. Pero es igual, si a Zapatero se le perdona que nos haya estado mintiendo con lo de la negociación con los terroristas, ¿cómo no se le va a pasar por alto esto? Ninguno de sus seguidores dirá que el PP tenía razón sino todo lo contrario. Dirán que mentía cuando decía que no había interés en ilegalizar a esta panda de indeseables, y esgrimirán como prueba el que se vaya a incoar procedimiento de ilegalización ahora.

Que sea bienvenida la ilegalización si se produce, que aún está por ver, pero que se diga claramente que el Gobierno rectifica. No se dirá eso, no. Se dirá que siempre se ha actuado con "contundencia" contra el terrorismo. La Vicepresidenta ya se ha adelantado en el ejercicio de hipocresía y cinismo cuando ha dicho que este Gobierno ha tratado a las víctimas de forma exquisita y que siempre ha pensado en ellas.

Tal vez por ello no ha ido ningún miembro del Gobierno al Congreso Mundial de Víctimas del Terrorismo celebrado estos días en Madrid. Seguro.