lunes, 4 de febrero de 2008

La histeria del PSOE y medios afines.

La Iglesia puede decir lo que le dé la gana decir, estamos en democracia. A quien no le guste que no lo oiga, y quien no crea en ello que no haga caso.

Estos que incluso hablan de que la Iglesia puede declarar una "guerra" contra el gobierno lo que debería de hacer es cuidarse de quienes ya nos la tienen declarada y acaban de apoyar sin tapujos al PSOE y atacar al PP, nombrándolos a ambos. Es lo que ha hecho la Junta Islámica financiada por el Gobierno con 100.000 € el año pasado, y no veo a nadie protestar por ello.

El problema es que estos que así se comportan no sólo no respetan la democracia, sino que ignoran lo que es. Es en democracia donde se puede y se debe criticar al Gobierno y al poder, incluidas las leyes; criticar a la oposición está chupado. ¡Hasta en Cuba se hace!

Y cualquier religión puede dar los parámetros éticos y morales a sus creyentes que estime necesario. Pero en este caso lo más sorprendente es que el PSOE se haya dado por aludido con lo que la Iglesia ha dicho sobre que un católico no debe votar a quienes dan carta de naturaleza política al terrorismo y negocia de política con él, ¿no dicen que no van a negociar con ETA? ¿Entonces porqué se dan por aludidos si la Iglesia no ha mencionado ninguna sigla? ¿Porqué, si siguen diciendo que no han negociado de política?

Es el cinismo, la hipocresía y la mentira llevadas hasta el extremo; además de la evidente busca del voto de la extrema izquierda.