martes, 12 de febrero de 2008

La vergüenza del gallego.

Los animales extremistas gallegos atacan a María San Gil.

La presidenta del PP en el país Vasco, María San Gil, ha sido agredida en su visita a la Universidad gallega de Santiago de Compostela, al tienpo que le gritaban "española" como si ello fuese un insulto. Estos verdaderos descerebrados incluso le gritaron "¡ojalá te mate ETA!".

Estos mismos eran de los que jaleaban lo de Nunca mais ante el chapapapote del Prestige en una campaña anti PP que fracasó tanto como que en los pueblos más afectados por el vertido del Prestige ganó el PP. Tampoco están protestando por el vertido en Algeciras, no; allí se ve que no hay chapapote.

El chapapote solo existe cuando suceden estas cosas gobernando el PP. Pero lo que sí existe gobernando el PSOE es el ataque, el enfrentamiento, la agresión física y el deseo de muerte hacia quien no piensa como estos, que no es que piensen, pero que ahí están como socios de estos cuentistas que nos gobiernan.

Lo de hoy es una vergüenza para cualquier persona, y aún más para los gallegos.