martes, 12 de febrero de 2008

Más mentiras.

Ayer, en la entrevista que le hizo Gabilondo, Zapatero volvió a mentir.

Entre las muchas mentiras que soltó, destaco ésta. Gabilondo le pregunta:

Usted esta proclamando algo tan perfilado como un estado laico, que le tengo que preguntar por la iglesia, primero ¿se tomo ya el caldito con el nuncio?. A lo que Zapatero responde "Pienso hacerlo y trasladar lo que pienso. Han dicho cosas que no son de recibo", para continuar diciendo que los obispos han puesto en cuestión "toda la legitimidad del parlamento democrático, la esencia convivencia". Y criticó especialmente la mención al terrorismo de la carta de los obispos porque en las anteriores notas "siempre han hecho referencia al terrorismo para condenarlo, esta vez había una desligitimidad al diálogo para acabar con el terrorismo que no hubo en el año 200, cuando veníamos de un proceso en el que Aznar había dialogado".

Pues bien, miente. Los obispos no han deslegitimado el diálogo sino la negociación política con los terroristas. Eso es exactamente lo que condenaban. Y aconsejaban no votar a quienes quieren dar carta de naturaleza como interlocutores políticos a los terroristas, que, recordaban, no representan democráticamente a nadie.

Y es a eso a lo que reaccionó el PSOE y el Gobierno dándose por aludidos. Nada de condena al diálogo, mentira. Condena a la negociación política, y al darse por aludidos reconocen implícitamente que lo han hecho a pesar de estar negándolo constantemente. Y ahí están los proetarras en las instituciones como fruto de ello.