martes, 23 de septiembre de 2008

Imperdonable hipocresía.

Alonso, portavoz del PSOE en el Congreso, confirma que el PSOE no contempla disolver los ayuntamientos gobernados por ANV.

Mucho firmar declaraciones donde se comprometía a luchar contra la ETA "hasta derrotarla". No se aclaraba que se trataba de derrotarla en un partido de tenis, o de fúitbol, o de futbolín; pero no de derrotarla de verdad. Esta hipocresía lo es más cuando el portavoz del PSOE en el Congreso añade que su formación hace todo lo posible y patrocina iniciativas para "quitar a ANV de los gobiernos municipales", pues es otra soberana mentira.

Y es mentira porque la única forma en la que se puede hacer sin aplicar el Artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen local es presentando mociones de censura, y no se ha presentado ninguna. Lo que se han presentado no son más que invitaciones para que los de ANV dimitan. O sea, mociones de por favor. Así, que dimitan ellos solitos; que sean buenos, por favor.

Termina Alonso su alegato con que el Estado de Derecho tiene que hacer "todo lo posible" para que quienes amparan el terrorismo estén "arrinconados" y "tengan el menor margen de maniobra posible", pero siempre en el marco de la legalidad. Pero olvida que lo que se pide que se aplique no es otra cosa que la ley. Es el PSOE el que se niega a aplicar ese marco de la legalidad. Precisamente para que los hijos de puta sigan donde están tal y como acordaron con la ETA en su momento.

Ley de Bases del Régimen Local.- Artículo 61.
  • 1. El Consejo de Ministros, a iniciativa propia y con conocimiento del Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma correspondiente o a solicitud de éste y, en todo caso, previo acuerdo favorable del Senado, podrá proceder, mediante Real Decreto, a la disolución de los órganos de las corporaciones locales en el supuesto de gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga incumplimiento de sus obligaciones constitucionales.
  • 2. Se considerarán, en todo caso, decisiones gravemente dañosas para los intereses generales en los términos previstos en el apartado anterior, los acuerdos o actuaciones de los órganos de las corporaciones locales que den cobertura o apoyo, expreso o tácito, de forma reiterada y grave, al terrorismo o a quienes participen en su ejecución, lo enaltezcan o justifiquen, y los que menosprecien o humillen a las víctimas o a sus familiares.
  • 3. Acordada la disolución, será de aplicación la legislación electoral general, cuando proceda, en relación a la convocatoria de elecciones parciales y, en todo caso, la normativa reguladora de la provisional administración ordinaria de la corporación.

Y ahora me voy a la calle a exigir a estos sinvergüenzas mentirosos y cómplices de los proetarras -pues si están donde están es porque ellos lo han permitido- que apliquen la ley y desalojen a los otros hijos de puta de donde aún se encuentran.