viernes, 3 de octubre de 2008

Frivolidades.

La incesante propaganda de cuatro años y medio contra las víctimas del terrorismo.

Ayer se archivó definitivamente la denuncia interpuesta contra el anterior presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Era un episodio más del acoso al que este hombre ha sido sometido por la autollamada progresía, y que no otra cosa es que un escondite del mayor atraso y miseria moral existente en nuestro país. La denuncia venía firmada por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa, que ya tiene guasa la autodenominación.

Cuando a la democracia se le ponen adjetivos o cuando organizaciones varias se apropian de la palabra democracia, mejor pensar todo lo contrario. No hay más que recordar los apellidos de la República Democrática Alemana, o la de la Unión de Repúblicas Democráticas Soviéticas. Y sir más lejos, la asociación Jueces para la Democracia, que con sólo el diez por ciento de jueces ha acaparado la mitad del CGPJ. Pues estos igual. Además de que nadie sabe quienes son, dicha asociación se formó con el único propósito de hacerle pasar a Alcaraz y a su familia por el trago de sentarse en la Audiencia Nacional como imputado, para doblegarlo. Y la Audiencia Nacional colaboró en el linchamiento mediático al obligar al juez que desestimó la denuncia a admitirla. Ahora el juez la archiva por entender que no existen los delitos que harían competente a la Audiencia Nacional para juzgarlos.

Pero el objetivo está cumplido. El efecto mediático y la idea generalizada de que la AVT es extremista -lo son tanto, que lloran a sus muertos y a lo que muchos de ellos llevan en sus cuerpos como consecuencia de la inhumana acción terrorista, bien en forma de cicatrices, bien en forma de mutilaciones de por vida- se ha conseguido. Antes, cuando la Asociación de Víctimas convocaba algo, la gente se volcaba; ahora no. Ahora se han creído toda la mísera campaña orquestada desde los medios progresistas y dirigida por Pepe Goebbels Blanco*. Hasta hay quienes creen que Alcaraz ni siquiera es familiar de víctima alguna, olvidándose que su hermano y sus dos sobrinas cayeron masacradas por los asesinos terroristas. Ya sólo por ello cualquier persona de bien rechazaría que se le tildara de progre.

Progres son también el conjunto de cantarines de la ceja, los que salieron adorando al cejador ZP cual dios todopoderoso. Los mismos que no padecen ni padecerán la crisis gracias a las subvenciones. Los que ahora se encuentran en Venezuela apoyando a los nuevos líderes populistas y aprendices de totalitarios sátrapas, demostrando el concepto que tienen de democracia, parejo al de Castro. Claro que como a ellos no les toca, pues tan relajaditos ellos. De tener que llegar a vivir bajo cualquiera de esos regímenes, ellos vivirían a cuerpo de rey; nada que ver con el resto del pueblo.

¿Recuerdan a Carlos Tena?, pues bien que vive en un retiro dorado en la isla de Castro, gozando de todo tipo de prebendas absolutamente fuera del alcance del común de los cubanos, y con una pensión mensual, recibida de España, que ya quisieran muchos ingenieros cubanos vivir dos años con lo que Carlitos cobra al mes y no tiene por qué gastar, pues ya se sabe que allí no existe la propiedad privada, pero sí existen los que gozan y disfrutan de las propiedades del Estado de por vida. Los herederos ya espabilarán, que la vida son dos días y él se lo ha montado muy bien; sin contar el cálido y cariñoso calor humano del que disfruta.

Y aquí siguen las frivolidades, y el nuevo presidente de la AVT comete una: la de ir a un programa de Telecinco, donde ejerce de anfitriona la reconocida intelectual Teresa Campos. Algo cotilla, pero centrada siempre en el alto cotilleo intelectual, ¡faltaría más! Y esta reconocida y prestigiosa intelectual va y le pregunta a García Casquero que si no le parece una frivolidad decir que no se sabe quienes han sido los autores de la masacre del 11-M. Y que en qué beneficia decir que no ha sido el terrorismo islamista.

No sé si beneficiará a alguien decir que no ha sido el terrorismo islamista, o sea, decir lo mismo que dice el Tribunal Supremo, pero sí se sabe a quienes beneficia decir que sí ha sido. Beneficia a los mismos que benefició el 11-M, a los que lo usaron para engañar y manipular en una jornada de reflexión a la opinión pública y así dar un giro a las elecciones. Beneficia a los que no han querido ni investigar y mucho menos juzgar si la ETA tuvo o no algo que ver. En la sentencia queda claro quién no fue, y no fue Al Qaeda, contradiciendo lo que aseguraba Pepiño, pero en absoluto dice que no fuera ETA pues ni siquiera se ha querido investigar dicha posibilidad. Es más, se han manipulado informes para evitar que así fuera.

Si a alguien le parece una frivolidad querer saber quienes fueron los autores de dicha masacre y pedir que se haga justicia en vez de olvidar, no es que ese alguien sea frívolo, es que es algo mucho peor. Vamos, es como un gallardón de la vida, o un pepiño de la viña, que muy a la par andan últimamente.

Y sí, Doña Teresa Campos, es una frivolidad ir a su programa a hablar de cosas serias. Le doy la razón.

video

Digo yo que para qué lleva a alguien a su programa si las preguntas se las contesta ella sola con nuevas preguntas y sin dejar hablar al invitado. Cuando el periodista suplanta al entrevistado, además de no haber entrevista, deja de haber también periodista. Ahora va a resultar también que el problema es poner en tela de juicio el trabajo de los tribunales, y no el que no se haga justicia al no aclararse quienes fueron los culpables del verdadero problema: la matanza del 11-M. Así como el problema que tiene Telecinco es tener a quien se dice periodista al frente de un programa, sin siquiera informarse previamente de lo que va a tratar en dicho programa. Pues a poco que se hubiera informado sabría que lo que imputa como frivolidad a las víctimas, no es otra cosa que lo que el Tribunal Supremo ha dicho. Pero ya se sabe que estos del pesebre poco tienen de periodistas y mucho de propagandistas a sueldo.

Lo que se desprende del siguiente párrafo: “La propaganda debe concebirse, tanto en lo que respecta al contenido como a la forma, de modo que llegue a las masas populares; la única forma de medir su bondad estriba en el éxito que logre en la práctica. En una gran asamblea popular, el orador mas eficaz no es aquel que más se asemeja a la parte educada de su auditorio, sino el que conquiste el corazón de la multitud, el fin de un movimiento que persigue reformas políticas no se alcanza jamás mediante elaboradas explicaciones, ni procurando ejercer influencias sobre las autoridades existentes, sino únicamente, gracia a la conquista del poder político” es exactamente lo mismo que el socialismo está aplicando liderado por las consignas propagandísticas de Blanco. Lo malo es de donde procede dicha frase: del libro Mein Kampf, publicado entre 1925 y 1928, obra que iba a convertirse en el resumen de los ideales ciudadanos alemanes de aquel entonces. Dicha obra fue dictada por Adolf Hitler a Rudolf Hess, durante los meses que el Führer estuvo en la cárcel por haber organizado una manifestación junto al General Ludendorff, acontecimiento en el cual Hitler fue herido, detenido y luego condenado a cinco años de prisión.


(*) La alusión a Goebbels es por la similitud de tácticas de propaganda entre éste y Blanco, tal que "Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad", famosa frase y táctica del propagandista del nazismo y que no es más que repetición de lo ya dicho y aplicado por Lenin.