viernes, 31 de octubre de 2008

Más estupideces.

Continúa la vergonzosa peregrinación para que Zapatero se haga la foto en la cumbre.
Ya lo ha intentado con Sarkozy, con Lula, con El Salvador, y hasta en China. Ha recabado apoyo hasta de la Argentina, a quien ya ni el FMI considera economía fiable para darle ayuda. No ha habido forma. Pero lo sigue intentando, sigue intentando tocar la puerta de Washington para no recibir más que portazos. El efecto de la negativa a la pretensión de Zapatero no es otro que el de dejar en evidencia el nulo peso internacional que tiene éste. Demuestra el nulo interés que tiene el mundo en oír cualquier propuesta de quien ya ha desvelado que no pretende defender los intereses de España, sino el de la progresía. Y además, de una progresía muy sui generis, pues no es coincidente con propuestas e intereses puestos de manifiesto por gobiernos supuestamente de su misma orientación.
Dado su ya desvelada intención, pierde peso el argumento -expuesto hasta por el Rey- de que tenemos que estar por nuestro peso económico, pues no es para eso para lo que quiere estar Zapatero. Nuestro peso económico no lo niega ninguno de los países que acudirán. Allí no se va a poner encima de la mesa peso alguno sino a proponer soluciones. Y las de este inepto no interesan a nadie. Ni las suyas ni las de sus más de seiscientos asesores. Y no le interesan a nadie a la vista del resultado dentro de España. Sería estúpido atender propuestas de soluciones de quien ha permitido que se hunda su propia economía mirando para otra parte y negando la existencia del problema.
Y aún más cuando ahora resulta que la banca española está obteniendo más beneficios que el año pasado y sin embargo pide que se le ayude con nuestro dinero. Aunque el gran problema de las entidades financieras en España tiene un nombre: Cajas de Ahorro. Y ahora se comienza a aprovechar la coyuntura para proceder a fusiones y arrejuntamientos extraños cuyo único objeto es maquillar balances y malas gestiones, además de tapar boquetes económicos -producidos por esas malas gestiones- con nuestro dinero. Y además de forma opaca, sin que sepamos ni cuanto ni a quienes van dichas ayudas. Eso no pasa en los demás países y no parece que les venga bien el oír a quien así actúa. En sus países no existe la masa estúpida que seguiría votándolos hagan lo que hagan, como la que da soporte a Zapatero.
Ahora se dice que Sarkozy le va a ceder su silla a Zapatero. El Presidente francés tiene dos sillas en la reunión, una como Presidente de Francia y otra como Presidente de la UE. No puedo creerme que ceda la suya a Zapatero sin algo muy poderoso a cambio, salvo que quiera que los franceses se le echen encima por dejación de funciones y por no defender sus intereses, pues exactamente eso es lo que tendría que hacer como defensor de los intereses de Francia para centrarse sólo en la defensa de los intereses Comunitarios. Y todo para que Zapatero esté como representante de la progresía y de sí mismo.
En cualquier caso, quien acepte dicho cambalache para aparecer en donde no lo quieren, no es merecedor de respeto pues no se respeta ni a sí mismo. El interés de Zapatero en aparecer en esa foto es meramente por cuestiones de imagen interna y electoralista, nada más. Y ya sabemos el precio que es capaz de pagar para eso. Lo malo es que lo paga con lo de todos, incluyendo nuestro bienestar y nuestro dinero.
Y el PP apoyándolo. La oposición de derechas apoyando que en la cumbre se propongan las soluciones progresistas y socialdemócratas de Zapatero. En breve veremos a Rajoy en los mítines electorales del PSOE, por lo menos.
Los sindicatos ya están preparando una manifestación de apoyo a Zapatero, pues no otra cosa es el salir a la calle a echar las culpas a otros de lo que sucede aquí. Ni a los sindicatos ni al gran capital les interesa que Zapatero pierda el poder, pues con él tienen asegurado su sustento. Con él saben que pueden manipular el poder para beneficio propio, por lo tanto harán todo lo necesario para que permanezca. Los sindicatos matan así dos pájaros de un tiro: acallar las voces que les acusan de estar callados y ayudar al PSOE a engañar a quienes se dejen, haciéndoles creer que toda la culpa la tienen fuera y Zapatero ninguna.


P.D. El portavoz del Ministerio francés de Exteriores ha desmentido la noticia de "Le Figaro" que apuntaba la posibilidad de que Sarkozy cediera una silla a Zapatero en la cumbre. "No se trata de ceder nuestro asiento, se trata de apoyar la presencia de España en esta importante reunión internacional", ha dicho al ser preguntado por el asunto.