sábado, 8 de noviembre de 2008

Anestesia eléctrica.

La subida de la luz.

De los 12 mil millones de euros de la factura de la luz, 4 mil millones es lo que cuesta subvencionar las energías renovables que el gobierno fomenta y que no incluye en los Presupuestos del Estado. Por ello, esa política que corresponde a una forma de gobernar, no se financia con lo que el gobierno debe financiar sus políticas, sino con las tarifas que pagamos todos. Pero el coste del cuento basado en el cambio climático parece que todo el mundo lo acepta como borregos.

Ello aumenta aún más el déficit tarifario de las eléctricas debido a la no liberalización del sector. Si el costo real de la electricidad se pagara íntegramente por las tarifas, éstas deberían de incrementarse en lo que dice la CNE. Por ello me suena a maniobra de márketing el que el Ministro de Industria y Zapatero se lleven la manos a las cabeza por la pretensión de la Comisión, para presentarse ante la opinión pública como los salvadores de nuestros bolsillos por no aceptar dicha subida.

Pero que nadie se lleve a engaño, éste año ya subió la luz un 13%, el año que viene subirá más. No tanto como pide la CNE, pero subirá con toda seguridad. Y además estaremos agradecidos al Gobierno por no subirla más aún. La última subida aprobada por el Ministerio de Industria fue de un 5'6% mientras la CNE pedía un 11%. No es de extrañar que esto no sea otra cosa que la antesala de otra subida, y que posiblemente será de la mitad de lo que pide la Comisión. Esto es la anestesia para luego metérnosla. El asunto sería de risa sino fuera porque nos costará más dinero precisamente cuando más nos costará ganarlo.