sábado, 8 de noviembre de 2008

De segunda

Obama responde al intento de llamada de Zapatero.

No lo incluyó en la primera ronda de llamadas. Ha sido en la segunda cuando Obama ha devuelto el intento de Zapatero de ponerse en contacto con él para felicitarlo. Obama está procurando marcar los tiempos con precisión en su política interna, parece que en el plano exterior también marca prioridades.

Tanto el PSOE como Zapatero creyeron ver un incremento del peso del presidente español por el hecho de que se le mencionase en campaña, pero sólo es un espejismo. También se mencionó a Castro o a Chávez y eso no significa que sean considerados por EEUU más que moscas cojoneras a fumigar. El hecho de que haya trascendido que hablaron de la importancia de seguir estrechando los lazos bilaterales, indica la poca estrechez de las relaciones actuales.

Ya veremos cuando Obama nos pida más tropas para intervenir en las guerras abiertas. De momento, la Ministra de Defensa ya estaba hace unos días pidiendo aumentar el cupo autorizado por las cortes para la intervención de nuestros soldados en el exterior. Claro que dirán eso de que van en misión de paz. Nunca hemos tenido más bajas de militares como en dichas misiones de paz, que curiosamente se producen en donde todos nuestros aliados están en guerra. Y es que como ellos acuñaron lo del no a la guerra, pues niegan la mayor y ya está, los tontos a tragar.

Aunque ahora que estamos bajo el protectorado francés a lo mejor le echan la culpa a Sarkozy de que nuestros soldados tengan que luchar fuera.