viernes, 7 de noviembre de 2008

En busca de la silla y de la vergüenza perdidas.

Hoy se repetirá por enésima vez el patético espectáculo de Zapatero mendigando estar en la cumbre de Washington.

¿Para qué quiere estar? ¿Qué propuestas secretas tiene para solucionar la crisis mundial? ¿De qué forma este genio de la economía quiere colaborar a la redefinición del capitalismo? ¿Cómo es posible que tengamos a un visionario de la cuestión económica de Presidente y sin embargo suframos la crisis de forma mucho más acentuada que los demás?

La única explicación es que Zapatero se quiere hacer la foto. No es más que propaganda pura y dura. Nada más. Y está dispuesto a pagar lo que sea con nuestro dinero y a costa de nuestro prestigio. La situación riesgo país de España ha empeorado de cara a la inversión extranjera y sobre todo de cara a quienes puedan invertir en nuestra deuda para que el Gobierno tenga el dinero que necesita para ayudar a nuestro sistema financiero. Ayuda que será en el único país en la que será opaca, por mucho que haya quienes digan que eso de que Solbes informe tres veces al año a las Cortes, es sinónimo de máxima transparencia. Lo es tanto como que progreso sea sinónimo de lo que estamos consiguiendo con Zapatero, o que marxista lo sea de demócrata.

El ridículo de Zapatero es cada vez mayor, y ya no se solventará si consigue una silla. Todo lo contrario; se acrecentará. A no ser, claro, que aporte una idea digna del Nobel de economía, cosa muy poco probable. Y en su camino ha hecho quedar en ridículo a otros países, pues ha quedado en evidencia su poco peso internacional cuando no han conseguido la dichosa silla para este mendicante sin dignidad que nos está haciendo ir de rodillas por la política internacional.

Nuestra debacle aún no ha hecho nada más que asomarse. La que nos espera es impresionante. Y este elemento dedicándose a poner parches y a dar la nota internacionalmente. Y la oposición apoyándole. Y la situación haciéndose cada vez más insoportable a pasos agigantados mientras los sindicatos, que pagamos todos, callan.

El petróleo baja pero la gasolina no lo hace en la misma proporción, ¿por qué? El precio del dinero baja pero el interés que los bancos cobran por sus créditos e hipotecas tampoco lo hace en la misma medida, ¿por qué? Es labor del Gobierno estar vigilante y obligar a que todos nos beneficiemos de estas bajadas, pero en vez de ello, las bajadas harán más ricos a los de siempre pues aumentan sus márgenes.

Este es el socialismo de los ricos: Los ricos cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres, gracias a un gobierno que sucumbe a lo que los ricos le exigen. Y luego pretenden dar lecciones a otros.

Por cierto, Obama ya ha hablado por teléfono con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, con el primer ministro británico, Gordón Brown, con la alemana, Angela Merkel, con el israelí Ehud Olmert, con el mexicano Felipe Calderón,.. y con los presidentes de Australia, Canadá, Japón y Corea del Sur. Las primeras llamadas no han incluido a Zapatero, y recordemos que tampoco vino a verlo en su gira europea de campaña de hace unos meses. Debe ser eso lo que la Vicepresidenta llama tener el peso internacional que nos corresponde.


17:40 Según el Elíseo, George Bush ha permitido la presencia de España en la cumbre. Por lo visto ha dicho que "no tiene problemas en que España esté presente" después de que Sarkozy ofreciera la silla de Francia para que Zapatero estuviera representando a España. Parece que ZP se ha salido con la suya y se hará la foto. El ridículo ya lo ha hecho con creces.

Ahora intentarán convencer a los de siempre de que ha sido un éxito lo que no está siendo más que la evidencia de todo un fracaso.