jueves, 6 de noviembre de 2008

Igualdad desigual.

La Ministra Aído aplica la censura.

En su blog, la ministra no admite opiniones críticas. Se ve que para ella todo es color de rosa, bueno, más bien rojo, además de tener a Zapatero endiosado de una forma vergonzosa. Es la adoración al líder sin ápice de autocrítica ni de, como ella misma admite, objetividad alguna. Claro que no es para menos, pues ha convertido a esta niñata -y leyendo su blog abundo en esa opinión- en Ministra para absolutamente nada más que para propaganda y despiste. La ha autorizado para que pague sueldos astronómicos a sus amigos con el dinero de todos y para que se gaste ese mismo dinero en las más ridículas ocurrencias, como por ejemplo el teléfono para el hombre.

Pero es lo que hay, éste es el nivel de quienes nos han llevado a ser el país de Europa con mayor tasa de paro y el que ha ido hacia la recesión de forma más brusca, además de ser el que mayor deuda externa padece. Este es el nivel de quienes negaban la crisis y decían que la crisis de las subprime no nos iba a afectar. Este es el ejemplo de la austeridad requerida en tiempos de penuria económica. Este es el perfil de quienes aplauden cuando Zapatero, ante las desastrosas cifras de paro, dice que ahora trabaja más gente que nunca en nuestra historia, sin siquiera atisbar que ahora somos muchos más que antes, y que en Alemania, por ejemplo, trabajan muchos más que aquí y sin embargo se preocupan por sus índices de paro, siendo menos de la mitad que el nuestro.

Mi comentario a la loa que hacía en su post a su líder supremo no era un comentario insultante en absoluto. Nada que ver con los que yo me veo obligado a moderar a diario procedente de los cibermilitantes que ellos han impulsado en la red y que utilizan argumentos tales como el tamaño de mi pene, menciones a mi madre o vehementes deseos de verme muerto como respuesta a mis artículos. Aquí reproduzco el pantallazo de cuando lo colgué de su blog. En absoluto lo reproduce, claro. Esta es la igualdad que dice defender, se ve que los comentarios de sus amigos y aduladores son mucho más iguales que el mío.

Pinchando en la imagen la verán más grande, pero por si tienen problemas para leerla aquí está el comentario censurado:

Pues ya es un tremendo hándicap para ser servidora pública el no poder
ser objetiva. En cuanto al parche que ayudará a la banca a no aumentar en
el balance la morosidad, para así tener más fácil el acudir al mercado
del dinero, es pan para hoy y hambre para mañana para los trabajadores
afectados, pues luego verán sensiblemente incrementadas su cuotas
hipotecarias en un momento en el que no hay forma de garantizarles que
tengan un empleo que les permita pagarlas.

No es a base de mensajes como podrán hacerlo sino con políticas serias que
fomenten el empleo y eviten el paro. Tampoco parece solución los parches
para subvencionar a quienes lo padecen.