sábado, 1 de noviembre de 2008

Zapatero y el hambre en el mundo.

El discurso de Zapatero en la cumbre latinoamericana, seguido con muchísimo apetito.

Mientras Zapatero se intenta llenar la boca de forma en absoluto convincente con palabras como "la democracia, la libertaz, los derecho humanos, la cohesión social, la lucha contra la pobreza,..." que en su boca carecen de sentido y suenan a hueco, algunos de los asistentes sí parecen luchar contra el hambre. Además de demostrar un tremendo interés por las palabras de este pobre don nadie internacional que tristemente nos representa, parece que su intervención les viene bien como soniquete de fondo para almorzar.

Puede que esto anime a Bush a dejarlo asistir a la cumbre de Washington. A lo mejor así le deja hablar en los aperitivos para que la gente se hinche y luego consuma menos del menú, que es más caro y hay que ahorrar.

Aquí también la gestión de Zapatero empieza a provocar hambre, que no apetito. Y la que provocará. De momento, las colas en los comedores sociales de diferentes centros de caridad, se han multiplicado por mucho.