domingo, 28 de diciembre de 2008

El mundo, colonia vasca.

Ya están exigiendo el disparate mayúsculo para conseguir el minúsculo.

Salen a la calle acompañados de etarras para pedir una selección de fútbol de Euskal Erría. Ya puestos, la podrían pedir ya del "mundo mundial que forma parte de lo vasco", da igual. Es como si los españoles pidiéramos una selección de una supuesta nación formada por todos los territorios que hablen español o en donde se haya siquiera chapurreado alguna vez. O como si los ingleses reclamaran el mundo porque habla su idioma. El asunto es montarla para que luego cuando rebajen sus pretensiones, consigan lo que querían: una selección vasca equiparable a la española y distinta de ésta. Así que ahí se han visto a futbolistas del Atletic de Bilbao, de la Real Sociedad, y del Deportivo Alavés; equipos que desde siempre han sido cantera de futbolistas de la Selección Española.

Se dicen no españoles, pero no contentos con eso, salen acompañados de hijos de puta etarras. Son tanto como ellos, en definitiva. Por lo tanto, el organismo responsable de la Liga de fútbol Española debería de expulsarlos de la misma. Y además, tendría de pedir que los clubs se pronuncien, pues si apoyan dichas reivindicaciones deberían de ser excluidos ya, sin dilación, de la liga española.

Ya está bien de que este tipo de desplantes y desprecios no tengan consecuencia alguna y les salga gratis a los amigos de los etarras. Buscan provocar el rechazo a lo vasco para luego ir de víctimas y justificar su enefermizo nacionalismo. Habrá que parar alguna vez estos despropósitos. Ya está bien.