miércoles, 10 de diciembre de 2008

Protegiendo a ANV.

La Ministra Salgado pide la colaboración de todos para no disolver los ayuntamientos de ANV.

No otra cosa es pedir la lealtad y la responsabilidad de todos los grupos parlamentarios para aceptar que "la intención del Gobierno es que ANV no gobierne en ninguna institución democrática ni en el País Vasco ni en Navarra" mientras se niega a aplicar la ley para disolver los ayuntamientos de ANV. Zapatero llama radicales a quienes así lo piden y la Ministra dice que las palabras de Rosa Díez "no se encuentran en la prudencia" por pedir lo mismo. Veamos a lo que se refiere con ello.

La diputada Rosa Díez ha pedido al ejecutivo que luche contra "los enemigos de la Democracia que forman parte de organizaciones terroristas" y que lo haga con los instrumentos que tiene en su mano. Y ha añadido: "Les estoy hablando de la aplicación de ley, no acepto demagogia, no hablemos frívolamente sobre la vida de los ciudadanos". A esto es lo que la Ministra llama no estar en la prudencia. Por lo visto lo prudente es mantener a ANV en los ayuntamientos y no instar la ejecución de la sentencia del Supremo que ilegaliza a dicha formación. ¿Pero a qué acuerdos han llegado con los terroristas? ¿Qué Gobierno es éste que se dedica a proteger a los terroristas y a llamar radicales a quienes quieren que se les aplique la ley? En cualquier otro país civilizado el Presidente que hiciera eso ya estaría sentado en el banquillo.

Ahora hablan de reformas legales para conseguir lo que ya se puede conseguir sin reforma alguna, simplemente aplicando la ley que, precisamente, se hizo para estos casos. Este Gobierno, que ya ayudó a ANV a estar en los Ayuntamientos, no va a ser quien saque de ellos a los mismos a los que apoyó para que estuviesen. La mentira de la comprobación de las listas es evidente, pues ahora vemos como en las listas que permitió había etarras activos. Es la misma mentira que cuando dijeron que se había comprobado que ETA tenía intención de respetar la tregua, mientras desde la policía francesa se alertaba de todo lo contrario. La misma mentira que cuando se decía que ya no se negociaba con ETA mientras seguían sentándose con ellos e iban a hablar con hijos de puta, a los que tildaban de hombres de paz, en la cárcel.

Sencillamente, no hay intención de sacarlos de allí. No al menos antes de las elecciones vascas. A Zapatero habría que decirle que lo radical y lo impresentable es no aplicar la ley para así ayudar a los radicales. Los que matan son los de ETA, y esos hijos de puta que están en los ayuntamientos son de ETA según el Supremo. Los radicales son los que matan, los que los apoyan, y los que no aplican la ley para así ayudarlos; no los que piden que se aplique la ley para desalojarlos de donde nunca debieron estar.

La proposición no de ley del PP para desalojar a los proetarras de los ayuntamientos ha sido bloqueada por el PSOE. Ni Rajoy ni la portavoz del PP han interrogado al Gobierno sobre el asunto. La oposición en ese piunto la ejerce en solitario Rosa Díez. Habría que recordarle al PP que está en la oposición y lo que ello significa.

Y a la Ministra habría que recordarle, sin miramiento alguno, que la lealtad y la responsabilidad es precisamente que el Gobierno aplique las leyes y que proteja a la sociedad de los asesinos, no que se dedique a proteger a los asesinos y a proporcionarles el dinero de todos. No se puede pedir la colaboración de todos para proteger por inacción a los hijos de puta de los etarras y a sus respectivas madres. Y no se puede decir que se va a hacer todo lo posible para expulsarlos cuando no se hace siquiera lo que las leyes que se promulgaron para ello permiten. No se puede, a menos que se esté en connivencia con ellos.

Y si Zapatero quiere demostrar que no está en sintonía con los etarras, tiene que disolver los ayuntamientos de ANV. Por uebos.