miércoles, 14 de enero de 2009

El autismo nacional.

Todo el mundo mira para otro lado mientras la situación empeora.

Los jueces insisten en una huelga que se volverá contra ellos. El corporativismo y el autismo hacia la vida que les rodea, el mundo real, que tradicionalmente demuestran los jueces y que se ha agudizado con la incorporación a la carrera judicial de quienes no han hecho otra cosa que estudiar las leyes pero no la vida, por carecer de tiempo mientras preparan sus oposiciones, y que además provienen de un sistema educativo que no les proporciona una base cultural suficiente, ha afectado a la eficiencia judicial como a la eficiencia y productividad en tantas otras profesiones. Si a ello sumamos el que cuando alcanzan la magistratura se creen por encima del bien y del mal y con jurisdicción en el mundo mundial, pues ya tenemos servido su fracaso ante la opinión pública.

El que el juez del caso Mari Luz -responsable de que su asesino no estuviera en la cárcel- sea uno de los líderes de la revuelta, no hace más que hacerla impresentable, a pesar de que tienen razón en muchas de sus exigencias. Pero no es el modo. El ir a la huelga no va a beneficiar a nadie, pero a ellos aún menos.

-----ooo-----

El Ministro de Justicia hace gala de una profunda incultura cuando confunde detentar con ostentar. El que lo haga yo, un conductor de autobús, un médico, un ingeniero, o incluso un locutor, sería perdonable; pero que lo haga un fiscal que además es el Ministro de Justicia, ya tiene narices. Y lo tiene porque detentar es sinónimo de delito, pues implica usurpación de quien detenta un cargo -lo ejerce sin legitimidad para ello-, mientras que ostentar es ejercer el cargo que le corresponde a quien hace exhibición de ello. Y lo ha dicho refiriéndose a los jueces: "... el poder que detentan...", con lo que poco menos que los acusa de delito.

-----ooo-----

Zapatero desautoriza a la agencia Standard & Poor’s, como si él acertara en algo cuando habla de economía. Dicha agencia es una de las tres existentes en el mundo dedicada a calificar la calidad de la deuda de los países, el Riesgo-País. Los paises recurren a vender deuda pública en el exterior para conseguir el dinero que necesitan para sus inversiones, y luego lo van pagando a base de los impuestos de sus ciudadanos. Es así como Zapatero tiene que conseguir el dinero que tan alegremente promete.

Quienes compran dicha deuda lo hacen también como inversión, de la que esperan una rentabilidad, y por ello cobran un interés acorde con el riesgo que corren de no recuperar su inversión. A mayor riesgo-país, más intereses cobran. Nuestra calificación como país, en cuanto al riesgo de que no podamos devolver lo prestado, empieza a estar cuestionada, por lo que el dinero nos costará más. Eso es lo que dicha agencia está revisando. Solbes ya da por hecho que así sucederá y que nuestra calificación empeorará.

Cada vez que alguna voz avisa de los problemas económicos de España, Zapatero intenta descalificarlo. Matar al mensajero, que se dice. Lo hizo contra el Fondo Monetario Internacional; contra quienes avisaban de la crisis aquí en España, llamándolos antipatriotas; contra el banco de inversión UBS; contra la asociación española de capital riesgo EVCA; contra Trinchet y el Banco Central Europeo, que le costó un toque de atención por parte del Gobierno Alemán; contra Bruselas; contra FUNCAS; e incluso se atrevió a cuestionar la profesionalidad de la Comisión Europea y el FMI al mismo tiempo; a todos los acusó de equivocarse en sus previsiones. Y tenía razón, se equivocaron; pero porque se quedaron cortos cuando anunciaban los efectos de la crisis económica de España. Ahora le toca a S&P, con lo que ya es casi seguro que nuestra calificación cambiará a peor.

-----ooo-----

El PP se dedica a idioteces que demuestran su división, y de paso le da un respiro a la Ministra de Fomento; que mira que ya hay que ser tonto. Arenas se ha sumado de forma idiotizada a la histeria desatada en Andalucía diciendo que Nebrera ha insultado a los andaluces por meterse con el acento de Magdalena Alvarez. Huele a venganza gitana contra un miembro destacado del PP que no comulga demasiado con el nuevo derrotero del partido. Pero el que para ello hayan conseguido desviar la atención de la incompetencia de la Ministra, es imperdonable.

A Álvarez no se le entiende hable con acento andaluz o checo, da igual. No se le entiende porque desconoce la sintaxis, y porque no sabe expresarse. Y su acento, de ser algo, sería cheli, no andaluz. En Andalucía hay muchas formas de hablar, y muy diferentes entre sí; y hay a gentes a las que no se le entiende nada, como ocurre en Galicia, Cataluña, Valencia, Murcia, o Extremadura, y ello no tiene que ver con su acento. Tendrá que ver con su nula vocalización o con su incapacidad para hilar frases coherentes, no con su acento. Y el hacer de una descalificación de Álvarez un agravio a Andalucía ya es para preocuparse. O para mandarlos al carajo.

Cuando esta inútil estaba en Andalucía, y lió la que lió con la unificación de las Cajas de Ahorros, se quejaba de que se le descalificaba porque era mujer. Se hacía porque era una inútil, fuera mujer o cosaco de la estepa, que no de Estepa. Ahora se la descalifica por lo mismo, por incapaz, no por ser andaluza. Apañados iríamos los andaluces si esta elemento fuera representativa de nuestra condición de andaluces. También es española y no representa a España. Aunque es Ministra de su Gobierno y como tal debiera actuar.

-----ooo-----

Y el autismo mayor y más preocupante es el de un pueblo que parece que le gusta que le engañen, pues sigue dispuesto a no castigar a quienes lo hacen. Tenemos lo que merecemos.