martes, 20 de enero de 2009

El monumental engaño español.

Hace apenas un año Zapatero prometía el pleno empleo y llamaba antipatriotas a quienes hablaban de crisis.

Ahora dicen que sus proclamas a pleno pulmón, sobre que sería la legislatura del pleno empleo, no era una promesa sino un objetivo. Pues menuda puntería. Hace una semana decía que la crisis del paro empezaría a repuntar a partir de marzo gracias al dinero para los Ayuntamientos, luego habló del verano y al día siguiente dice que en diciembre, pero Solbes desmintió tales anuncios al hacer públicas unas previsiones tremendas. Bueno, pues ahora va Europa, y por boca de Almunia -ex secretario general del PSOE- lo pone mucho peor.

Pero estos no se arredran y si Leire Pajín tuvo la desvergüenza de decir, hace cinco días, que el IPC no ha subido más gracias a las medidas del Gobierno, que ya están dando sus frutos, hoy la Vicepresidenta no se queda atrás al decir que es que Europa se pone en el peor de los escenarios, pero que las medidas del gobierno evitarán ese mal escenario.

Pues vuelve a mentir, porque Almunia no se puso en el peor de los escenarios, puesto que dijo que el asunto podía ser peor aún para España si no se ponía remedio a la crisis inmobiliaria. Y tampoco creo que el socialista Almunia quiera perjudicar a su partido. No, Europa ha usado de los mismos datos que el Gobierno -pues es el Gobierno quien ha remitido los datos a la UE- pero allí no los han podido manipular como aquí, y por ello esas previsiones a la baja. En cualquier caso, Almunia es alguien con mejor formación económica que Solbes, con mucho; pero la campaña dibuja a éste como un viejo profesor con una tremenda autoridad en la materia. Sencillamente: es mentira.

Hoy causa verdadera vergüenza volver a ver los vídeos en los que Zapatero hablaba en Nueva York de la Champion Ligue de la economía, o de que superaríamos a Francia para disgusto de Sarkozy, o las bromas con respecto a Italia y Berlusconi. O de cuando hablaba de que no nos afectaría la crisis financiera por la solidez y solvencia de nuestro sistema financiero. Nos mintió al decir que no había crisis y lo hizo para ganar las elecciones. Hoy lo sigue haciendo para mantenerse en la silla.

La mentira ya es tal que a Leire Pajín no se le cae la cara cuando dice que Obama ha copiado algunas de sus medidas económicas de las que ha tomado Zapatero. Sí, lo ha dicho. Es increíble, pero es así. ¿De qué medidas hablará? De momento, en EEUU se echan las manos a la cabeza porque llegarán a un paro del 7% -la EU prevé para España un 18'7%-, así que si alguien tiene que aprender de alguien, ya sabe. Ya solo verla en la tele con esa chupa plastificada y su cara de muñeca pepona, es como para exlicarse donde hemos llegado al ver en las manos de quienes estamos. Ésta con la chupa, la otra por el suelo con sus gasas, aquella con sus estrenos de modelitos de firma, la de más allá con su smoking.., en fin, que esto se está convirtiendo en una casa de muñecas. Lo malo es que juegan con todos nosotros.

Y Zapatero diciendo que va a ayudar a Obama, para ver si así éste nos ayuda a todos. ¿Pero a qué va a ayudar a Obama y cómo? ¿No sería mejor que se dedicara a ayudarnos a nosotros y a nuestra economía? Luego dice que va a pedir a los bancos que abran la mano de los créditos, o sea que hagan lo que produjo la crisis financiera mundial; aunque ya suena raro el que cuando les dio nuestro dinero no pusiera condiciones. Recuerden que Solbes dijo que el Gobierno no podía decir a los bancos lo que tenían que hacer con el dinero.

Ahora hasta se dice en Europa que España es un lastre para el Euro, y de hecho la cotización de la moneda ha caido tras perder la deuda pública española la calificación triple AAA. En la edición alemana del Financial Times se habla de que España podría ser un problema para el Euro. Hace un año Zapatero engañó a los españoles y por eso ganó las elecciones. O si no lo hizo, ha demostrado la mayor de las incompetencias e ignorancia. ¿Habría forma de pedirle responsabilidades por la vía de los tribunales?, porque por la vía política ya se sabe que no es posible en absoluto.


Hoy es el día de EEUU, el día de Obama. De Barak Hussein Obama, 44º Presidente de EEUU a partir de esta tarde. El primer presidente negro y de ascendencia musulmana. Algunos llegan hasta a decir que venido de clase popular y hecho a sí mismo. Pues no, no es así. Obama, desde que sus abuelos se hicieron cargo de él, fue un niño de papá; bueno, nieto de abuelo. Nada de pasar penurias o faltarle algo; y de hecho, le pagaron la universidad de Harward; un pastón.

La que sí viene de clases populares es su mujer, Michelle. Ella sí, ella es hija de un jardinero y de una administrativa. Consiguió sus estudios con beca y es la Primera Dama Americana con más formación de entre todas las que han sido. Era la jefa de Obama en el bufete de abogados en el que él entró a trabajar. Ella ganaba más que él cuando el hoy Presidente ya era político en activo, senador por más señas. Ella sí que se ha hecho a sí misma. Es una abogada de postín, y es su apoyo fundamental y quien le ha hecho estar en contacto con las clases populares.

Viendo la postura de Obama me da envidia ver como en EEUU se antepone el interés del país al político, haciendo inexistente el sectarismo. Obama se ha rodeado de los mejores, y no le ha importado si venían del partido Demócrata o del Republicano. Ha buscado a los mejores, y lo ha hecho con postura de líder, pues en absoluto ha tendido reparo o complejo alguno al elegir a quienes tienen una formación superior a la suya en las distintas materias que les ha encargado. Ni se ha dejado llevar por sectarismo de ningún tipo; ése es su gran mérito. Sus hechos los iremos viendo poco a poco, aunque mucho presumo que las expectativas que aquí se han ido jaleando no van a tener nada que ver con la realidad. Quienes se han empeñado en confundir el hecho de que es zurdo con que es de izquierdas, van listos. Hoy es un día de fiesta para la democracia. Ojalá algún día aquí participemos en dicha fiesta.