viernes, 23 de enero de 2009

La ceguera nacional.

Por más que la realidad ponga en evidencia la gran mentira de Zapatero y acólitos, sus seguidores siguen cegados.

Ya ni la cortina de humo puesta en marcha por Prisa, Gallardón y el PP de Rajoy, contra Esperanza Aguirre -y aprovechada por Zapatero para hablar de otra cosa-, puede acallar la escandalosa mentira de Zapatero y Solbes en las pasadas elecciones.. Pero se empeñan en agrandarla.

Hoy, La Vicepresidenta, no ha tenido reparo alguno en echar la culpa del paro a que hay más personas que quieren trabajar. De haber dicho semejante disparate alguien de un gobierno ajeno al PSOE, ahora estarían las calles ardiendo por la acción de los sindicatos. Pero no, aquí ahora resulta que la culpa la tienen los trabajadores por querer trabajar. En cualquier país ya no podría seguir disfrutando de las prebendas de las que disfruta y tendría que estar ya buscando trabajo y así colaborar en el aumento del paro más de lo que hasta ahora ha colaborado, que no es poco. Claro que difícilmente encontraría a quien le pagase lo que necesita tan sólo para ropa; a no ser en una empresa oficial, claro, que es donde es seguro que acabará viviendo de nuestro dinero. Aunque ya tiene asegurado una jugosa remuneración de por vida.

Según esta hipócrita profesional, la causa del paro es que hay más personas que trabajan. O sea que cuando la población crece no deben de crecer los puestos de trabajo, pues si se pierden por mala gestión del Gobierno, la culpa es de los que quieren trabajar. Y es que a quien se le ocurre haber aumentado la población y pretender encima trabajar, ¿no? Esto ya es lo que quedaba por oír. La población aumenta y por ello lo lógico es que aumente la gente que trabaja si se gestiona bien la economía; aquí y en China. Pero esta gentuza con tal de no admitir sus responsabilidades son capaces de hacer culpable de nacer a quien nace.

Hasta el Banco de España urge al gobierno a tomar medidas en política laboral, pero éste echa la pelota fuera haciendo ver que eso es cosa de Patronal y Sindicatos, demostrando que no sólo no quieren gobernar, es que ni siquiera saben lo que es eso y pretenden dejar en manos de quienes no han sido elegidos para eso, las decisiones propias de un gobierno.

Pero ellos están a otra cosa, a desviar la atención de los problemas internos. Así que El Pais se pone a ello. Ya lo intentaron con lo de los vuelos de la CIA, ¿recuerdan? Pero ya no se oye nada sobre el asunto. Ahora toca la película de espionaje, y el PP entra al trapo. Bueno, más bien es que el PP agita el trapo, pues últimamente es el PP el que más temas de debate crea y los que más desvían la atención de los problemas reales, haciéndole al Gobierno un grandísimo favor.

Después de dos días con tremendos titulares acusando sin tapujos a Aguirre de ser responsable de los casos de "espionaje" a propios y no tan propios, hoy ya bajan el diapasón y hablan tan sólo de una suposición. Pero es cuanto menos extraño y sospechoso que el periodista responsable de dichas informaciones haya corrido a ofrecer su información al fiscal en cuanto se le ha requerido. Es un raro caso en la historia del periodismo de investigación, que normalmente se acoge al secreto profesional para no desvelar sus fuentes e informaciones. Tanta disposición escama.

Si además sumamos que el mismísimo Presidente del Gobierno ha salido para rentabilizar políticamente el asunto, poniendo en solfa al PP, más motivo para recelar. Y al observar quienes están en la misma posición acusadora -Prisa y Gallardón- hacia Esperanza Aguirre, más razones aún para escamarse. Pero ya cuando además añadimos el comunicado del PP, firmado por Rajoy, que va claramente en la dirección de sembrar dudas sobre la posible sustituta de Rajoy, entonces se empieza a entender, si no lo que ha pasado, al menos la intención última del culebrón lanzado por Prisa. Se ha sabido que en la demanda presentada por el Vicealcalde ante la fiscalía, se señala directamente a la Consejería de Interior de la Comunidad.

El periodista que firma estas informaciones, Francisco Mercado, ha declarado que los supuestos espionajes, de los que dice tener datos, afectan al vicepresidente de la Comunidad, al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, y al ex consejero Alfredo Prada. Sin embargo dijo que ni él ni su periódico, El Pais, han dicho nunca que el Gobierno de Esperanza Aguirre esté detrás del supuesto espionaje. Cualquiera lo diría viendo los titulares de estos días. Aunque el objetivo está logrado, al menos el objetivo que beneficia al PSOE, pues sea lo que sea que se descubra, lo que sí se ha descubierto es la lucha interna y la división del PP que ya no hay forma de ocultar. Hace tiempo que dije que si el PP seguía dando alas a Gallardón, éste acabaría por romper el partido. osa que también hará si el partido frustra sus ambiciones.

Detrás de todo esto está la lucha por el poder en Caja Madrid que Gallardón veía peligrar. El Ayuntamiento de Madrid tiene una deuda de 1.200 millones de euros a la que no puede hacer frente. El Gobierno le acaba de impedir que recurra a la emisión de Deuda Pública para financiarse. Y es que Caja Madrid es una gran hucha en donde hay muchos más que esos 1,200 millones que a Gallardón le hacen falta para que su imagen de gran gestor no se vea por los suelos.

Así que le están haciendo un gran favor a Zapatero consiguiendo que no se hable tanto del desastre del paro y de sus mentiras de hace menos de un año. Él puso a la cabeza de la política económica al mismo que creó el tremendo paro con el que se despidió el Gobierno socialista de Felipe González: a Solbes. Ya lo ha conseguido otra vez.

Y cambiando de tercio, vamos a otra gran excusa para no hablar de lo que aquí pasa: Gaza. Resulta que Hamás se dedica a reconstruir los túneles por los que pasaba contrabando y armas. Dichos túneles eran un objetivo claro de Israel, y lo siguen siendo. Pero además, los terroristas de Hamás han asesinado, desde que Israel retiró a sus soldados el sábado, a más de cien personas -palestinos- acusadas de colaborar con Israel. Ya se sabe que para Hamás, quien no esté con ellos, está con Israel. No he visto a los actores en la calle protestando por eso. Ni a Zerolo. Ni siquiera a Zapatero y a Moratinos.

Cada día que pasa se comprueba que Hamás desataba sus ataques contra Israel desde edificios en los que se podían producir víctimas por los contraataques, para rentabilizar dichas víctimas. La última constatación es este vídeo de una corresponsal árabe que ignoraba que la grababan. El ataque al que se refiere provocó que Israel respondiera. Luego se desató una campaña acusando a Israel de querer acallar a la prensa matando a los periodistas. He aquí de lo que hablo:


Pero aún hay más. Y es que Obama -sí el que el PSOE presenta como Zapatero bis y como a uno de los suyos- ha hablado sobre el conflicto en Gaza. Y claro, lo que ha dicho está en las antípodas del discurso de Zapatero. Lean, lean:
"Dejadme ser claro. América está comprometida con la seguridad de Israel y siempre apoyará el derecho de Israel a defenderse contra las amenazas. Durante muchos años Hamas ha lanzado cientos de misiles hacia ciudadanos israelíes inocentes. Ninguna democracia puede tolerar este peligro para su gente. No debe hacerlo la comunidad internacional y tampoco deberían hacerlo los propios palestinos, cuyos intereses sólo son defendidos mediante actos terroristas"
Luego, después de dolerse por las víctimas inocentes de ambos bandos, ha pedido a los países árabes que normalicen las relaciones con Israel y apoyen a la Autoridad Nacional Palestina, enemiga de Hamás. Es para los que no lo saben y creen que es lo mismo, o sea: confunden Hamás con el pueblo palestino. O a Zapatero con Obama. O a las naranjas con la Osa Mayor.Y es que no hay peor ciego que el que no quiere ver.