viernes, 27 de febrero de 2009

El tiro por la culata.., y una traca.

Tal parece que el montaje acerca de la trama de corrupción en el PP le ha salido mal al PSOE.

Primero se volvió contra el Ministro de Justicia y se lo quitaron de en medio para seguir con la martingala. Pero El País, Garzón y la plana de paniaguados y socialistas mitineros han continuado incansables con el intento de linchar a todo el partido de la oposición. Y lo han hecho manejando perfectamente los medios, sobre todo la televisión para, de forma sibilina, dar a entender que el problema es que en el PP hay corrupción y que la intentan tapar acusando al ya exministro y a Garzón. Incluso se dice que atacando a las Instituciones y amedrentando a los jueces. Esta falacia ha tenido éxito y mucha gente la da por válida.

Incluso acusan al PP de levantar cortinas de humo cuando intenta defenderse de este juicio paralelo, devenido en intento de causa general, cuando no en linchamiento público. Y lo acusan de eso precisamente quienes están detrás de estas filtraciones, cuyo objetivo es que no se hable de la pésima gestión de una crisis que nos empobrece a todos. Hoy se ha sabido que las filtraciones proceden del otro asistente a la cena de la cacería famosa: el comisario responsable de la policía encargada de investigar estos casos.

Pero hete aquí que hoy los que aparecen esposados en los telediarios pertenecen al PSOE. Un alcalde y unas cuantas personas más -doce, parece ser- han sido detenidos por asuntos de corrupción inmobiliaria en un pueblo de Málaga. Pero aún hay más, pues también hay detenidos en la Diputación de todos los malagueños. El responsable de Arquitectura, un par de arquitectos y algunos constructores. Todos del PSOE o vinculados a él, fíjatetúpordonde.

¿Y ahora qué? ¿Acusamos al PSOE en pleno de ser responsable de una trama de corrupción? No seré yo quien lo haga por mucho que este partido tenga en sus seno la mayor parte de los condenados y procesados por este motivo, al tiempo que fue condenado por delito de financiación irregular en el caso Filesa. No; entiendo que hay que respetar la presunción de inocencia. Habrá que esperar a ver si el PSOE es tan diligente como otros y expulsa y hace dimitir a los afectados. Pero no hay que olvidar que hasta hoy mismo ellos han estado haciendo lo contrario de quienes ni han sido detenidos pero tienen que ver con el al PP.

Los que han estado sin pudor acusando sin pruebas al adversario de corrupción, sin acordarse para nada de los muchos casos de corrupción que afectan a militantes y ex cargos de su partido, hoy se han visto sorprendidos porque se les ha reventado la escopeta y les ha salido el tiro por la culata. No es de extrañar que preparen en su lugar una gran traca de fin de fiesta. Por eso Zapatero ha decidido en el último momento estar en Galicia para cerrar la campaña.

Y lo hará llevando consigo la traca final. Y digo traca, porque no es más que eso: ruido y humo. Apuesto algo a que en ese momento anunciará que piensa alargar el periodo de cobranza del subsidio de paro hasta los cuatro años. No dirá de donde saldrá el dinero para ello, pero todos sabemos quienes lo pagaremos. Es algo similar al asunto de los cuatrocientos euros. Si esos dineros se destinaran a pagar las deudas de la administración con las empresas, se produciría menos paro y se cerrarían menos empresas.

Zapatero no se dedica a impulsar soluciones que creen trabajo o que impida la destrucción del mismo, no; se dedica a subvencionar a base de nuestro déficit y endeudamiento a quienes su política de brazos cruzado lleva al paro. No sé como se tomarán esto los parados que conforman el millón ese que ya no percibe subsidio alguno. Ver como se pasa hambre mientras se les dice que otros van a vivir del cuento cuatro años, debe ser duro. Esas medidas no son otra cosa que una fábrica de parados, puede que sonrientes, pero parados.

Y lo hacen porque están convencidos de que Obama va a sacarnos de la crisis. Así, de milagro. Y además, creen que eso se producirá justo a tiempo de volver a ganar las próximas elecciones en el 2012. Pero ya es notorio que Zapatero no vale para futurólogo; nuestra crisis va para largo. La falacia de que estamos sumidos en los efectos de la crisis internacional no es más que otro efecto de la manipulación. Nosotros tenemos otra crisis además de la internacional. Y vamos de cabeza a que nos estalle la crisis financiera interna, la nuestra; la que se ha estado tapando hasta ahora a base de nuestro dinero y de no obligar a que las entidades adecuen sus balances al valor real de sus activos. La situación de insolvencia del 50% de la banca, representada por las Cajas de Ahorro, está a punto de desvelarse crudamente a pesar de que se intentará tapar a base de fusiones. Y la crisis de solvencia del resto del sector financiero no tardará en hacerse patente. Si tuvieran que hacer lo que se ha visto obligada a hacer la banca del resto de países -valorar sus activos por el valor real y no por lo que están contabilizados- ya hace mucho que hubiéramos visto cierres y quiebras sonados.

Y si Zapatero sigue insistiendo en tirar el dinero como hasta ahora, puede que el que veamos la quiebra del Estado no sea una fantasía. Estamos rozando la tan temida deflación, tenemos el mayor déficit de Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos del mundo, somos el mayor generador de paro de Europa, la riqueza de los españoles ha descendido en un 30% y va camino de empobrecernos a todos hasta más de la mitad de lo que teníamos hace unos meses y, además, es muy probable que el tejido industrial y empresarial se vea reducido al 50% en un par de años. Y aquí hablando de cacerías. Y jugando a tirar tracas. Será por la cercanía de las Fallas.

La Vicepresidenta ha aprovechado la rueda de prensa del Consejo de Ministro para dar un mitin de fin de campaña y atacar al PP. Va y dice: "Las instituciones deben estar siempre a salvo de los francotiradores, vengan de donde vengan, y en este caso los ataques vienen del PP", en un intento de consagrar la impunidad de quienes usan de esas Instituciones para su beneficio o el del partido de sus amores, como ella misma hace descaradamente con la institución que representa. Lo de los francotiradores es ya de recochineo viniendo de quien defendía al Ministro furtivo. Y es que , como ya he dicho, no tienen pudor al acusar a los demás de lo que ellos mismos hacen descaradamente.