martes, 10 de febrero de 2009

La realidad oculta.

Desesperado intento de desbancar de la alternativa al PP.

Zapatero se reunió en secreto con los sindicatos el 28 de enero. ¿Tiene algo que ver con que los sindicatos españoles sean los menos críticos con su gobierno de todos los sindicatos europeos? ¿Qué se les ha dado a cambio de su pasividad y mansedumbre? Los sindicatos se enfrentan a las empresas pero no al Gobierno, y culpan a la banca y no a la falta de medidas estructurales.

La fiscalía y el juez estrella Garzón, antiguo número dos en la lista del PSOE tras Felipe González, consiguen que se filtre un sumario sobre empresarios con el objeto de hacer aparecer al PP como corrupto. Se da la circunstancia de que el caso parte de una denuncia del propio PP en 2004 y en el sumario se cuentan varias declaraciones de miembros del PP para dejar al descubierto acciones empresariales que les parecieron turbias. Ahora resulta que se hace la filtración y se intenta hacer ver que es el PP el que está en entredicho, cuando ninguno de los procesados son miembros del PP. Y se presenta como algo que acaba de suceder, cuando estamos refiriéndonos a algo que pasó antes de 2004. No deja de ser curiosa la noticia de que Garzón y el ministro de Justicia, Bermejo, estuvieron juntos en una cacería hace muy poco. En 2003, el hoy Ministro, estuvo imputado en la filtración de una sentencia antes de que estuviera firmada. Parece que la cacería continúa.

En su momento el PP dió instrucciones para no contratar con estas personas ahora imputadas ni con sus empresas. Quienes han tenido siquiera algo que ver con ellas, han cesado inmediatamente en sus cargos para evitar salpicar al partido. Pero da igual, el linchamiento está en marcha hace ya tiempo. Se trata de conseguir que el PP pierda las próximas europeas y provocar con ello una crisis en ese partido que le obligue a convocar un nuevo congreso. Esa circunstancia podría ser aprovechada por Zapatero para convocar elecciones y pedir una mayoría absoluta que le permitiera gobernar cómodamente para así sacarnos de la crisis.

En definitiva, se trataría de acabar con el principio democrático de la alternancia en el poder, y llegar a un régimen de partido único en la práctica. Algo así como pasaba en Méjico con el PRI. Un totalitarismo disfrazado de democracia. La idea sería acabar con todo rastro de la separación de poderes para, en nombre de la mayoría de votos, poner en marcha todo tipo de medidas que permitan la pervivencia en el poder del PSOE de Zapatero. Hacer con España lo mismo que han hecho con Andalucía: su cortijo particular. Y convertirnos a todos en súbditos en vez de en ciudadanos libres.

Hoy ha declarado un concejal imputado por corrupción en Ibiza, pero de ello no se habla. Se habla de una supuesta trama de corrupción del PP cuando no hay nadie del PP siquiera imputado. Hoy se han descubierto unas cámaras que espiaban a los empleados del Ayuntamiento de Fuenlabrada. El jefe da la policía local reconoce que sabía de su existencia. Las cámaras vigilaban secretamente incluso a un enlace sindical. No se habla de este espionaje demostrado, pero sí de uno supuesto pero que presuntamente implicaría al PP. Y es que dicho ayuntamiento está regido por el PSOE. Hoy se ha hecho público un vídeo en donde se ve como se compra a un alcalde del PSOE en Andalucía con 30.000 euros. No se hablará de ello. Touriño ha quedado en evidencia al descubrirse que ha mentido sobre la no existencia de la compra de las tan cacareadas como caras sillas de la Junta; pero tampoco se hablará de ello.

La actitud del PP, sin embargo, demuestra un interés en dar transparencia a los asuntos y llegar a aclarar lo sucedido. Se han producido ceses y dimisiones. El mismo alcalde de Boadilla acaba de dimitir, tras hacerse el remolón después de hablar con Garzón. Hay que añadir que la visita a Garzón de este edil ha sido de modo voluntario, pues no está imputado en causa alguna. El PP ha pedido amparo al CGPJ por las constantes filtraciones interesadas a los medios de sumarios sometidos a secreto sumarial. Parece que también presenta queja a la Fiscalía General del Estado. Me parece que la reacción debiera haber sido más rápida. E incluso echo de menos una denuncia contra el juez instructor.

El todo vale de los medios afines al PSOE para intentar anular al PP es de vergüenza. En lo que ha caído el periódico El País poco tiene que ver con la deontolgía periodística y sí mucho con el panfletarismo partidista y el agit-pro más burdo. Han publicado portadas que producían sonrojo. Pero no por lo que decían, sino por cómo lo decían; pero sobre todo por negar luego haberlo dicho. La mentira como género periodístico al servicio de intereses partidistas y favores a quienes pueden ayudar a PRISA a salir del hoyo. Repito: vergonzoso. Propio de la prensa amarilla.

La insistencia en ahondar el sectarismo y la división en la sociedad tiene un objetivo claro: divide y vencerás. Daba vergüenza la declaración paternalista e hipócrita de Zapatero para intentar desprestigiar al PP sin nombrarlo y usando de la psicología inversa. Patético. Claro que después de la comparecencia junto a la presidenta argentina, cualquier cosa.

Y mientras, en Italia, han matado a Eluana.