viernes, 6 de febrero de 2009

Pallywood

Mucho más que un cuento chino: el cuento palestino.

Ya se ha demostrado en varias ocasiones que Hamás usa de su propia gente, y de sus vidas, para su propaganda. Occidente mira hacia otro lado cuando de desenmascarar a Hamás se trata. No he visto publicado en muchos sitios las declaraciones de familias de Gaza que decían que Hamás les obligaba a quedarse en las posiciones, desde las que los terroristas habían atacado, para esperar el posible contraataque; y que les amenazaban con dispararles a las piernas si intentaban alejarse. La triste realidad es que los activistas y terroristas palestinos le tienen tomada la medida a la idiocia occidental desde hace mucho tiempo. He aquí un ejemplo de ello:

Documental Pallywood