martes, 10 de marzo de 2009

En entredicho.

Garzón y la recuperación económica "en el segundo semestre", en entredicho.

Solbes sale al paso del último informe de la Fundación de las Cajas de Ahorro -en absoluto enemigas del Gobierno- diciendo que su predicción (la de Solbes) sobre que en el segundo semestre se verían indicios de recuperación está en entredicho, pero antes vuelve a intentar desprestigiar dicho informe. Pero resulta que no es la primera vez que lo hace, y en todas las anteriores ocasiones los informes acertaron y Solbes no dio ni una. Así que ya ven, como para fiarse ahora. Precisamente cuando se corrobora que nos alejamos de la convergencia con Europa y que nos hemos empobrecido respecto al resto de nuestros socios.

Y además ya andan los rumores sobre su inminente destitución. Hasta Leire Pajín ha dicho que en el Gobierno hay una cierta descoordinación en las áreas económicas del Gobierno; claro que antes dijo que eso de que habrá crisis de Gobierno es sólo un rumor. Así que ya es seguro que la habrá, y seguramente antes de Semana Santa, para que luego se olvide con las minivacaciones. Parece que a Solbes le queda menos para dejar de envidiar al ex ministro de Justicia.

Quien también está en entredicho es Garzón. El juez estrella dice que no comunicó sus ingresos sin querer, que no lo hizo de mala fe, y que nadie le preguntó. ¿Qué diría este juez si alguno a los que él acusa le da semejante excusa? Este juez estuvo cobrando durante más de un año el sueldo de juez -que le pagamos entre todos- mientras no trabajaba como juez y cobraba otro sueldo millonario dando charlas y arbitrando tertulias, pagado por el Banco de Santander. A esta entidad le archivó una querella interpuesta contra su actuación en el asunto Banesto. Resulta que recibió regalos que hasta incluyeron la matrícula de su hija en sus estudios en EEUU ¿A que suena mal?

Pues ya ven, el juez dice que como nadie le preguntó, pues siguió cobrando por las dos partes. Esto es ya el colmo; bueno no: el colmo es lo que va a pasar: absolutamente nada. La impunidad de este hombre ya es harto sospechosa.

Y lo que también está en entredicho es que El País sea un periódico serio y no sea otra cosa que un panfleto de agitación y propaganda del PSOE, en busca de la ayuda necesaria para que Prisa pueda sobrevivir a su desastrosa situación económica. Hay que recordar que esta empresa ha perdido el 90% de su valor, y que se enfrenta a la imposibilidad de hacer frente a sus deudas. No deja de ser curioso que justo cuando se destapa que lo dicho por El País no es cierto, el PSOE haya llegado a un acuerdo con el PP en Caja Madrid, principal acreedor de Prisa. ¿Dejarán caer al monstruo mediático, amigo fiel hasta la llegada al negocio mediático de los amigos de Zapatero con la Sexta, Público y Mediapro?

Resulta que esos partes de espionaje con los que lleva intentando atacar a Esperanza Aguirre, son falsos en su mayoría. Y los tres que parece que no lo son, no son nada más que unos apuntes sobre la permanencia o no en su oficina de alguien, además de ser meros trozos de papel sin sello, firma ni autenticación alguna. Ante esto, la Comunidad de Madrid ha decidido cerrar mañana la Comisión de Investigación. No otra cosa cabía hacer para evitar el ridículo. Ahora procede investigar quienes han sido los que han intentado esta vergonzosa jugada. Ya se apunta a algún ex consejero cesado por Aguirre y cercano a Gallardón y Rajoy. Tanto que forma parte del círculo cercano al líder del PP. Se trata de Prada, el mismo que se llevó los ordenadores sin pagarlos y el mismo que ratificó lo que publicaba El País y ahora dice que es que no lo leyó, tras descubrirse que eran erróneos. Esos informes llegaban a ubicarlo en sitios en donde se ha demostrado que no estaba en dichos momentos. ¿A que tampoco suena bien?

Tras tanto intento de acusar de espionaje al gobierno de Esperanza Aguirre, lo único que queda en pie y actualmente en los Tribunales, es precisamente el espionaje al que se vio sometido un miembro de dicho Gobierno, asunto que no era objeto de la Comisión que se ha decidido cerrar.

Y hablando de Cajas de Ahorro, cada vez están en más entredicho. No se escapan ya ni las grandes. Cada vez hay más cosas en entredicho. Muchas más.