martes, 12 de mayo de 2009

El Estado de la mentira.

Zapatero insiste en presentar una realidad que no se corresponde con la que hemos vivido.

En su relato de como y cuando apareció la crisis ha vuelto a mentir. Si ya en el repaso a los antecedentes miente, ¿qué podemos creer de lo que a continuación expone? Toda la maquinaria del partido, del gobierno y de los medios que le apoyan se ha volcado para crear una opinión que acepte una realidad manipulada, precisamente para que ahora el discurso del Presidente parezca basarse en algo que, aún no siendo cierto, así se lo parece a la mayoría manipulada. Y a la no tan manipulada pero tan sectaria que acepta que los suyos puedan hacer cualquier cosa. Pero aún hay otra más: la de aquellos que viven de que esa mentira no se desmorone, como son los paniaguados y los sindicatos de la cuerda.

Reducción en 5 puntos del Impuesto de Sociedades durante cinco años a las pequeñas empresas y a autónomos que mantengan los empleos de sus asalariados. O sea, hace lo que muchos pedían y que el Gobierno obviaba. Zapatero hace ahora suyas las propuestas de otros tras haberlas rechazado, pero rebajadas sustancialmente. Deja fuera de la rebaja fiscal a la mayoría de las pymes, pero la aplica aunque de forma cicatera tras haberlo rechazado más de seis veces en el Parlamento. Hace un recorte del gasto de 1.500 millones de euros, que no será más que el chocolate del loro, pero que le permitirá presentarlo como que se propone hacer algo de lo que se le está pidiendo constantemente y a lo que hasta ahora se ha negado, claro que no explica que antes había aumentado dicho gasto con derroches en algunos casos imperdonables y bochornosos. Pero sus diputados no han sentido bochorno alguno al aplaudir a esta cínica propuesta.

Y sigue con su chistera de las sorpresas y, tras anunciar un pacto por la educación, aporta una medida meramente populista y dirigida claramente a aumentar el parque de sus votantes potenciales, pero que pagaremos todos: ordenadores para los alumnos de 5º de educación básica, pero ordenadores regalados, privados, para que los usen para lo que quieran y no sólo para estudiar. Se ve que nos sobra.

Pero aún sigue: 2.000 euros para los que se quieran comprar un coche: 500 del gobierno, 500 de las Comunidades Autónomas y 1.000 por parte de los fabricantes. copia lo puesto en marcha en Navarra, pero ya veremos si las CCAA tienen fondos para ello. Con lo que para apoyar a la industria automovilística todos ayudaremos a quienes no están tan afectados por la crisis como para poder comprarse un coche ahora. Y todos ayudaremos a la industria del automóvil. Pero nadie ha ayudado a los que la crisis y la falta de financiación obliga a cerrar sus empresas en sectores que no sean el automovilístico o financiero.

Y 25.000 millones para lo que dice es la Economía Sostenible y que no es otra cosa que apoyar los negocios de los amigos, ya subvencionados generosamente con nuestro dinero y que además nos encarece la factura de la luz. Y además, a los licenciados en paro se les concede la gratuidad de su matrícula si sigue estudiando. O sea, no entres en el mercado laboral, sigue estudiando que te sale gratis. Insultante.

Nada sobre el paro, nada sobre la situación de la crisis bancaria, nada de autocrítica, y absoluta ausencia de diagnóstico. Pero además, pone como objetivo principal el gasto social, no la salida de la crisis y la creación de empleo. Veremos que guarda para luego.

Discurso íntegro de Zapatero