domingo, 28 de junio de 2009

Honduras, ¿golpe de Estado?

Las barbas del vecino.., o el bigote de Zelaya.

La insistencia en hablar de golpe de Estado militar por quienes ya han dado sobradas muestras de que no creen en la división de poderes o en el sometimiento a la ley de los políticos, me hace sospechar algo distinto. Un Golpe de Estado en donde los supuestos golpistas actúan siguiendo órdenes del Tribunal Supremo y deteniendo a quienes se han saltado lo aprobado por el Parlamento, no parece mucho golpe de Estado militar. Al menos a priori.

El que los políticos de todo pelo se hayan apresurado a salir en defensa de un político detenido por no cumplir la ley, aunque sea el mismísimo Presidente, ya me hace sospechar aún más. Aunque reconozco que no tengo todos los elementos de juicio necesarios para llegar a una conclusión tajante, el que entre esos políticos se encuentren golpistas de verdad y verdaderos admiradores del totalitarismo, como Chávez, abunda en mis sospechas.

Pero el que Zapatero haya salido como un histérico a condenar un Golpe de Estado militar y el que "no se respete la democracia y a un Presidente elegido por el pueblo", a pesar de que en un año de mandato ese Presidente haya hecho lo contrario de lo que su partido propugnaba y además desprecie al Parlamento y lo desobedezca precisamente para intentar perpetuarse en el poder, ya me da más pistas. Y si resulta que el tal Zelaya pertenecía al Partido Conservador y luego de ser elegido va y se declara de izquierdas, además de amigo de Zapatero.., ¡pues qué quieren que les diga!

En fin, esperemos acontecimientos antes de sacar conclusiones definitivas.