jueves, 30 de septiembre de 2010

Teatro General

Bueno, pues los sindicatos de "clase" ya le han hecho el favor a Zapatero de hacerle una huelga general, para que así pueda presentarse en Europa como si de verdad se hubiera enfrentado a los sindicatos con una verdadera reforma laboral.

Esos sindicatos han intentado conseguir por la fuerza de la coacción lo que ya no consiguen de otra forma. El desarrollo de una ley de huelga es urgente si no queremos estar a merced de esta mafia.

Toxo (CCOO) ha dicho que esta huelga no pretende derribar al Gobierno, lo que no se entiende en el caso de Madrid, en donde los huelguistas acosaron la sede del gobierno regional pidiendo la dimisión de su Presidente -que no Presidenta-, Esperanza Aguirre.

Y tampoco se entiende en el caso de una verdadera huelga general, que pretende impedir que el gobierno haga algo, precisamente bajo amenaza de que deje de ser gobierno.

Lo verdaderamente patético es ver a quienes esta huelga les ha costado el sueldo de un día, jaleando a los que cobran por guiarles como borregos hacia ninguna parte.

Ahora el teatro continuará y veremos la dimisión del Ministro de Trabajo -anunciada hace meses- que se presentará como un acto más de la obra de teatro de cara a la UE. Y luego veremos a Zapatero ofreciendo diálogo jugando con las pensiones para hacer creer que los sindicatos han sacado algo, y así tener con lo que justificar sus poltronas.

Mala obra de teatro y muy cara; pero lo peor es que no sólo tendremos que verla sino además, pagarla.