lunes, 17 de octubre de 2011

Insulto a las víctimas

RESPUESTA DE LA AVT A LA CONFERENCIA DE PAZ DE SAN SEBASTIÁN

Con esta Conferencia internacional nos encontramos ante una de las mayores humillaciones al Estado de Derecho y a la democracia de nuestro país, sometida a un proceso de arbitraje y mediación por parte de unos supuestos mediadores internacionales, como si en España nos encontrásemos en una Guerra Civil con dos bandos enfrentados. Cuando en realidad, nos encontramos ante una democracia asentada y consolidada sometida a décadas de chantaje, asesinatos y amenazas por parte de una organización terrorista. La única verificación que aceptamos las víctimas es la que puedan llevar a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
No nos encontramos ante una Conferencia de Paz sino ante una conferencia electoral que sirve a los intereses de ETA, tanto electorales- pretendiendo blanquear su nueva marca electoral de cara a las elecciones del 20 N-, como políticos –pretendiendo forzar una negociación con el Estado español para obtener sus reivindicaciones de siempre-.

Esta Conferencia de la Infamia, se trata de una afrenta a las víctimas del terrorismo, cuya memoria se pretende pisotear, pretendiendo presentar la historia como la de dos bandos enfrentados, en lugar de un reconocimiento, imprescindible para plasmar la verdadera historia de lo ocurrido.

Deploramos el respaldo dado por el PSOE, que con su presencia está legitimando el proyecto político de ETA y exigimos saber cómo se ha financiado esta Conferencia. Condenamos la actitud del Gobierno español y del Gobierno vasco que no se pueden lavar las manos en este asunto, puesto que es su partido el que apoya esta iniciativa. Y lamentamos la pasividad que está demostrando en este trance el Partido Popular.

Es además inadmisible que una vez más se trate de elaborar un “final de ETA”, sin contar con las víctimas; quienes tienen y deben estar presentes en cualquier final REAL del terrorismo de ETA.
Asimismo, rechazamos que tanto el Gobierno como otros partidos hayan accedido a una conferencia que busca la “internacionalización” de ETA para asegurarse réditos futuros, con posibles amnistías enmascaradas en aplicaciones torticeras del ordenamiento penitenciario.
Instamos al Gobierno para que inicie inmediatamente los trámites oportunos para la ilegalización de la nueva trampa electoral de ETA, Amaiur, dados los vínculos evidentes con ETA-Batasuna.

Sobre el final de ETA, la AVT sólo acepta y aceptará la disolución total definitiva e incondicional de ETA; o lo que es lo mismo: la entrega de su arsenal criminal, la deslegitimación de su historia criminal y el desistimiento de su proyecto político, totalitario y de exclusión.
No aceptamos ninguna disolución-trampa condicionada a contrapartidas políticas o penitenciarias. No aceptamos paz por proyecto. No aceptamos paz por presos. Y no aceptamos paz por impunidad. La única Hoja de Ruta que aceptamos las víctimas es la de la aplicación de la Ley y la acción de la Justicia.

Por último, las conclusiones que se han hecho públicas hace apenas unos minutos demuestran, una vez más, que estamos ante una escenificación totalmente calculada y medida, con el propósito de legitimar y respaldar internacionalmente la nueva estrategia política de ETA. Una escenificación ejecutada no sólo por los terroristas de ETA sino por los organizadores de la Conferencia y quienes les han respaldado por acción u omisión.