jueves, 7 de mayo de 2015

¿UPyD defiende ahora privilegios de "casta"?

Unas elecciones son borrón y cuenta nueva en cuanto a la representación popular, por lo que la anterior representatividad no tendría que contar en absoluto. Todos deben partir en igualdad de condiciones.
No es lógico ni justo castigar a unos partidos porque su anterior representación fuera poca o inexistente, mucho menos si ni siquiera existía dicho partido en las anteriores elecciones. Eso sí es defender privilegios de casta propios de la partitocracia, no de la democracia.

UPyD se equivoca con esta pataleta pues seguro que Rivera la aprovechará para darle la vuelta, que ya ha demostrado que de tonto no tiene un pelo y que sabe convertir críticas y trampas, provenientes de la partitocracia, en aumento de intención de voto.

No se trata de defender supuestos derechos adquiridos por los partidos para difundir sus mensajes, sino del que tienen los ciudadanos a recibirlos para así poder ejercer su derecho a elegir. Y son estos ciudadanos quienes pagan RTVE, no los partidos. 

El derecho a usar ese medio lo debe dar el hecho de cumplir los requisitos legales para presentarse a las elecciones, no los anteriores resultados en elecciones pasadas. Y ese derecho, repito, es el de los electores a informarse de lo que les proponen. Sin información no hay libertad. Ni de voto ni de nada.

UPyD consigue que RTVE excluya a Ciudadanos de la cobertura electoral
La Junta Electoral sólo reconoce a los de Albert Rivera "grupo político relevante" en Cataluña y Andalucía.