sábado, 20 de junio de 2015

En busca del discurso perdido.



Este fue el discurso del PP que logró su mayoría absoluta. Este fue  el espíritu de una derecha sin complejos que no quería aceptar la supremacía moral de la izquierda y que se atrevía a desenmascararla.  Y este es el discurso del que el PP actual se ha alejado para no ser calificado como derecha. Y luego se quejan de que una buena parte de sus votantes ya no les voten.

El ascenso actual de Pablo Casado, aupado por el espaldarazo de Aznar, es un intento de recuperar a esos votantes. Pero esos votantes no son tan manipulables  y sectarios como otros, por lo que ya no se dejarán seducir por discursos que no estén respaldados por hechos. Quedan seis meses para verlos, a ver si es verdad y no se queda todo en discursos. Ya no mueven a esos votantes con sólo eso. Y todavía mantienen esa mayoría absoluta que les permitiría convertir en realidad ese discurso, así que no hay excusas. La de que "queda poco tiempo" no lo es, no si se quiere aprovechar el tiempo.