miércoles, 19 de agosto de 2015

Vergonzoso antisemitismo.

Rototom rectifica y pide a Matisyahu que actúe en el festival tal y como estaba previsto

A ver si esto significa que la gente ya se ha cansado de tragar sin rechistar las tropelías de activistas de todo pelo, cuyo denominador común parece ser, además de su totalitarismo antidemocrático, el antisemitismo y el apoyo excluyente a la causa palestina. Tomar partido de forma excluyente no ayudará a la paz en aquella zona. La eliminación de una de las partes, tampoco.

Curiosamente, estos grupos y partidos extremistas también parecen recibir ayuda de países que buscan expandir el islamismo por occidente mientras éste mira para otro lado. El dinero para la causa da igual de donde venga, se dicen mientras obvian las pleitesías a las que les obliga.

En este caso ha quedado claro donde se posiciona cada uno. Podemos e IU, y Compromís en la Comunidad Valenciana, se han quedado solos apoyando una medida discriminatoria y atentatoria contra los derechos humanos que, por cierto y para nuestra vergüenza, proviene de un grupo extremista autóctono, el BDS País Valencià, que no duda en intentar imponer su racismo antisemita con amenazas y coacciones. E hicieron mella en un festival que, para más vergüenza, está subvencionado con dinero de todos. Bienvenida la rectificación aunque no se haya hecho más que para no perder esa subvención.

Tremendo que el nombre de nuestra región esté repitiéndose en todo el mundo por este intento de cargarse la libertad individual y de religión en nombre de posicionamientos excluyentes y violentos.

mientras escribía esto me acabo de enterar de que Pablo Iglesias, tras enviar a un portavoz a declarar de su parte que apoyaba que el festival estimase que el artista norteamericano "contravenía los principios del festival" (¿principios antisemitas?) sin haberse enterado de la rectificación del festival y de que lo han vuelto a invitar a participar, ahora hace que otro portavoz desdiga lo anterior y manifieste "su respeto hacia el derecho de cada festival de invitar a quien quiera por parte del Benicássim Rototom Sunsplash". Además manifestaba su "respeto" al derecho de Matisyahu de "expresar sus opiniones, mantenerlas y no rectificarlas" pero ha subrayado que el festival tiene "libertad" para decidir qué artistas participan.

O sea, blanco y negro al tiempo, o donde dije digo digo Diego, pero diciendo que no he dicho otra cosa. Vamos, una portentoso ridículo. Es lo que pasa cuando se quiere estar a todas.