viernes, 16 de octubre de 2015

Callando bocazas


Cayetana Álvarez de Toledo puso su escaño a disposición de Rajoy.


Acaba de desvelarse que, en la carta que remitió a Rajoy, puso el escaño a su disposición y que al día siguiente hizo lo propio con Hernando, portavoz del PP en el Congreso, sin obtener respuesta de ninguno.

Según Europa Press, que ha tenido acceso a dicha carta, Álvarez de Toledo dice textualmente a Rajoy que su "compromiso con los ciudadanos" que votaron al PP en 2011 le "animaría a permanecer en el Congreso hasta el último día de la legislatura". "Pero creo que lo más adecuado es poner mi escaño a tu disposición. Te doy las gracias por la oportunidad que me diste de representar a los españoles y te deseo lo mejor, ahora y siempre".

Eso es algo que no le aplaudo, pues considero que el diputado se debe a sus electores y no a su partido -partitocracia habemus- pero a ver ahora qué dicen quienes se han dedicado a desacreditarla y descalificarla diciendo que no suelta el puesto de diputada por intereses personales y no sé cuantas míseras patrañas más.

Lo de atacar sin medida a todo aquel que exponga su disconformidad con el jefe -tan sólo por ello y sin rebatir nada de lo que se expone como argumento para no fiarse de dicho jefe- tiene estas cosas. Resulta que quedan al nivel del suelo cuando dan con personas con nivel ético y que defienden y son leales a sus principios.