viernes, 30 de octubre de 2015

La mala educación.

Una pregunta chorra.


Me pareció una magnífica respuesta de Rivera -la única que merecía Rodríguez, tanto por su intención como por las formas- a una pregunta retórica y chorra de quien se las da de periodista mientras actúa de político "justiciero", cuando en realidad busca este tipo de teatros para lograr descalificaciones ad hominen. Estas últimas no descalifican más que a quienes las intentan, pues demuestran falta de argumentos. La pregunta, además, era todo un interesado juicio de intenciones.

En todo caso, esa pregunta debió hacérsela al Presidente del Gobierno, pues ningún líder de partido alguno es quien para inmiscuirse en los asuntos internos de otro partido, no se toleraría. Puede criticar lo que otro partido haga, pero en absoluto llamar a otro líder para decirle lo que debe hacer con sus díscolos; y con elecciones cerca, casi un suicidio. El Presidente del Gobierno, sin embargo, sí puede .y debe- cuando esas cosas afectan a cuestiones de Estado.

Así que M.A.R. ya ha caido a un nivel de insulto a la inteligencia tal que cree que cuela el que le diga a un político lo que debe de hacer precisamente para que se dé el batacazo. Cuando las entendederas se nublan se corre el riesgo de quedar en evidencia, por mucho que otros le aplaudan si comparten fobias hacia el objeto de sus chorradas.

Arrogarse la condición de periodista, cuando se actúa como político, es todo un esperpento demagógico y no cuela más que en quienes deciden despojarse de la capacidad de razonar cuando se acercan elecciones y los sectarismos y deseos ciegan la realidad y la razón. Tal que en el fútbol, viva el que produce una lesión en el rival y lo quita de en medio, aunque sea en jugada sucia. O algo así, parece.

M.A.R. la lió esa noche con todos y cada uno de los tertulianos demostrando su sectarismo ciego y su falta de educación, así como su campaña contra C's que realiza por encargo desde su especializada empresa. Estas cosas pasan por no poner controles antialcoholemia en las tertulias. Que ya les vale.

En cualquier caso, cuanto más campaña "anti" realice el PP -y más si se vale de estos "secuaces" sin estilo alguno- más benefician a la formación de Rivera, pues son los adalides de la lucha contra el secesionismo por mucho que eso no le guste al PP. A la vista está.