jueves, 5 de noviembre de 2015

Mi general

José Julio Rodríguez, un general para Podemos.

Podemos llama democracia a despreciar a quienes no son de su cuerda llamándolos "el Bunker". Precisamente porque su concepto de democracia pasa por seleccionar qué parte del pueblo es el que puede votar democráticamente excluyendo a los demás. El error fundamental está en lo que considera pueblo, o sea en dónde cree que está la soberanía popular.

Pablo Iglesias acota ese pueblo dependiendo de lo que interese en cada momento; si se trata de la unidad de España resulta que el pueblo que tiene que expresarse democráticamente es tan sólo el que viva en una región que quiere romper dicha unión, no todos los españoles a los que afectaría dicha ruptura.

Si se trata de otras decisiones básicas que afecten a los preceptos que constituyen el Estado, ese pueblo es sólo el que no esté de acuerdo con la constitución que actualmente lo constituye. Los demás son "la caverna" y por lo tanto, su opinión y lo que voten democráticamente no tiene validez alguna. Ese falaz derecho a decidir no lo tenemos todos, ni siquiera cuando hay que decidir sobre lo de todos.

Es ese concepto que llama democracia a regímenes, como el cubano, donde sólo votan los miembros del partido en el poder, nadie más. O sea, acotando ese concepto de pueblo a sólo el pueblo afín al partido o perteneciente a él. Y como se vota, es democracia, dicen, confundiendo ésta con el hecho de votar. Pues resulta que según eso el régimen anterior, del que tantas pestes echan, era democrático, pues también se votaba en las Cortes Franquistas a las que se accedía por votaciones entre cada uno de los tercios en los que se dividían, supuestamente representativos de la sociedad. Claro que en esa sociedad estaban prohibidas las opciones políticas que no eran afines al régimen.

Ese uso perverso de lo que significa la democracia ha llevado a sistemas totalitarios -regidos por partidos de ideología muy cercana a la suya- a incluir en su propia definición la palabra democracia; esa "democracia", claro. Sin ir más lejos, en la misma Europa, donde se autodefinía como República Democrática de Alemania un régimen que hasta dividió Berlín con un muro y mataba a quienes querían salir de él. Muy democrático no parece, no; pero incluso allí votaban.., los miembros del partido único, el comunista, claro. Los demás, a someterse y a callar.

Ellos dicen que su partido es democrático porque eligen por votación a sus cuadros dirigentes. Bien, eso es democracia interna; y en el Politburó de la URRSS también se practicaba. Pero se practicaba para que esos cuadros, una vez en el poder, impidieran que quienes no fueran de sus propias ideas pudiesen ejercer la democracia. Por lo que poco o nada tiene que ver la democracia interna de un partido con sus ideas de lo que significa la democracia real, pues así llaman ellos precisamente a la democracia en la que sólo participan los suyos.

Eso lleva a Iglesias a presentar como democrático el inexistente derecho a decidir, por el cual se pretende eliminar que sea el pueblo soberano quien decida sobre su propia soberanía permitiendo que sólo una parte de dicho pueblo decida por todos. Y que esa parte sea precisamente la que no quiere seguir formando parte de ese pueblo, como en el caso catalán.

Y por lo visto así pretende democratizar las Fuerzas Armadas que, por definición y en todas partes, no se rigen por principios democráticos en su estructura interna, pues lo hacen por el principio de autoridad y obediencia. Si lo que pretendía decir es que adecuará las Fuerzas Armadas a una sociedad democrática, éstas ya están perfectamente adecuadas a ella y sometidas al poder civil, no hace falta un General que no jura sus principios para adecuarlas. Pero lo que pretende no es eso sino adecuarlas a su concepto de democracia, o sea al totalitarismo que propugna y en el que cree.

Democracia no es no acatar o incumplir las leyes democráticas porque no te gusten. Democracia es intentar cambiarlas democráticamente si no te gustan, pero acatarlas y cumplirlas mientras estén vigentes. Democracia no es saltarse la ley sino el imperio de la misma.

En otro orden de cosas, el golpe de efecto de fichar a quien fue JEMAD con el PSOE, es chocante, cierto. Y un palo publicitario tremendo al PSOE de quien Podemos quiere sacar más votos de los que ya le ha quitado. El General Rodríguez -que está en la Reserva, por lo que no es civil- tiene en su haber el colaborar con el gobierno de entonces para ocultar que nuestros soldados estaban en una guerra en Afganistán, no repartiendo bocadillos, por lo que flaco servicio hizo a las tropas bajo su mando; por mucho que sí fuera un servicio a la ridícula posición de aquel gobierno y del partido que lo sustentaba.

Según ellos, los soldados españoles eran los únicos de toda la coalición que no estaban en misión de guerra, por lo que ni sus pagas ni su sacrificio fueron recompensados como sí lo fueron los de los soldados de otros países; democráticos, por cierto. Y en eso colaboró el que entonces estaba al mando de dichos soldados por decisión del gobierno.

El general Rodríguez participó obligadamente en deshacer el entuerto que él mismo, como parte de dicho gobierno, colaboró a crear con nuestros aliados en la tragedia de los Balcanes. Tragedia a la que Europa y sus fuerzas armadas asistían impávidos y que para pararla se tuvo que producir la intervención de los aliados americanos. Aliados que forman parte de la OTAN, organización militar a la que pertenecemos aunque no le guste, pues parece no gustarle ya que él preferiría una organización militar solamente europea para que no se corra el "riesgo" de usarla, dado el miedo atávico de Europa a usar el poder coercitivo legítimo.

Como apunte, recordar que era él el responsable de nuestro Ejército cuando sucedió el caso de acoso sexual a la excomandante Zaida Cantera, quien gracias a la repercusión mediática y al manejo interesado del caso por la inefable y leal Irene Lozano, irá en los primeros puestos de la lista del PSOE en Madrid junto con esta última.

Pocas crisis tuvo que afrontar, pero en aquella del secuestro de Alakrana se lució. Se mandó a la Armada a intervenir y se le dieron órdenes contradictorias, entre las que destacó la de no hacer pupa a los asaltantes. Por lo que nuestras fuerzas armadas tuvieron que asistir inermes a la rendición que supuso pagar el rescate y no poder actuar siquiera para recuperarlo.

Pero él ya ha dicho que eso de aplicar la ley y su capacidad coercitiva no está bien, que hay que usar el diálogo. Y en el caso catalán, menos; que hay que hacer una propuesta que enamore. O sea, que si entran en tu casa a robar y a violar a tu mujer, no la defiendas ni llames a la policía, dialoga; que siempre podrás aprender lo que le gusta, o no, atendiendo a sus quejidos; y reñir a los violadores si le hacen lo que no le gusta, o a ella si le gusta lo que le hacen. ¡Ah!, y guiñarles el ojo a ver si los enamoras, que a lo mejor así te sodomizan a ti en vez de violarla a ella.

Pues mire, mi general, váyase usted a la mierda; yo defenderé lo mío y a los míos. Con o sin usted. Y ahora, desfile con sus correligioniarios -y acompañantes pro etarras- al lado de esa arcaica y derrotada bandera tricolor que no es la de todos ni la que juró. Y hágalo marcialmente, si sabe, con el aplauso de esos familiares suyos que se sienten perfectamente en posiciones de extrema izquuierda anti sistema.. Está en su derecho, pero no colabore a eliminar el de los demás. Es con estos -con todos- con quienes debería desfilar si sigue siendo militar. Deje de serlo y así ya podrá desfilar en la comparsa que prefiera. Y familia.