lunes, 9 de noviembre de 2015

Rajoy sigue sin hacer nada


No quiere ir más allá de recurrir al Tribunal Constitucional.


Pedir dictamen al Consejo de Estado, reunirse con Sánchez mañana y presentar recurso al Constitucional, no parece ser actuar con contundencia contra la secesión, Sr. Rajoy. Decir que avisará de ello a Forcadell, tras reiterar que no quisiera tener que hacerlo, la debe tener en vilo. A ella y a todos los secesionistas los ha dejado temblando, de risa, claro.

Hoy el Gobierno ha abandonado a los españoles catalanes. Aquí los únicos que actúan son los secesionistas. Se esconde bajo las faldas de la ley y los tribunales; nada de actuar políticamente como Gobierno. Así que no debe tener muy contentos a jueces y fiscales con eso de traspasarles sus responsabilidades políticas.

Además, a Pedro Sánchez nadie lo ha elegido para gobernar, así que si Rajoy se reúne con él debería hacerlo también con los demás partidos que se sienten españoles.

Es increíble al punto que nos han llevado los que se decían garantes de la unidad de España. Como muestra, en Facebook me dice alguien del PP. lo siguiente:

Virginia Barranco Boada Pues con la ley en la mano es lo que hoy cabe hacer, salvo que el Rey Felipe VI como jefe supremo de las fuerzas armadas intervenga militarmente la Comunidad Autónoma.

Tras el Consejo de Ministros, y con la presentación del Recurso ante el Tribunal Constitucional y con sentencia favorable de éste, se inhabilitará a la Presidenta del Parlamento Catalán para ejercer cargo público. Después seguirá la intervención económica de la Comunidad Autónoma de Cataluña. Y después habrá elecciones generales y los nuevos responsables del Gobierno de España, si Rajoy no es el Presidente seguro que lo harán muchísimo mejor y a gusto de todos. El Gobierno de Rajoy no ha abandonado nunca a los españoles catalanes. De haberlo hecho su vida no habría sido la misma en cuanto al Sistema de Bienestar del que disfrutamos tod@s! Y lo dicho : es ésto o la intervención militar de Cataluña!! Es desde luego mi opinión.

Pues bien, con la ley en la mano y con un gobierno al que no le tiemble el pulso se pueden hacer muchas cosas, y algunas de ellas ya se tendrían que haber hecho. Pues políticamente es mucho más complicado de explicar el anular una resolución de un parlamento que el impedir que no tome dicha resolución.

Lo que dices del Rey, todo un insulto a la inteligencia, como lo de intervenir militarmente Cataluña. A la II República no le hizo falta. Esto es muy serio como para andarse con bromas. Un gobierno tiene que tomar decisiones políticas y actuar, no es un tribunal que administre las leyes.

Ese parlamento ha decidido no acatar las leyes en la que dice ampararse Rajoy y que no se atreve a aplicar. Se lo deja a los jueces. Tremendo.

Y desde luego que con cualquiera que hubiera sido presidente en lugar de Rajoy, no hubiéramos llegado a este extremo.

El problema de no actuar y de renunciar al poder coercitivo del Estado, es que luego hay que usar ese poder de forma efectiva, no ya coercitiva. Así que a lo mejor esta cobarde inacción de Rajoy lo que nos llevará de cabeza es precisamente a que pase eso que se expone para asustar. Y al final podemos acabar a palos, como cada vez que en España ha habido un gobierno débil, pusilánime y cobarde. Ahí está la Historia.