viernes, 19 de febrero de 2016

El torso y Rita.


Que dice Rita Maestre que un torso desnudo no tiene porqué ofender a nadie. Pues no, a mí incluso me encanta si es femenino, pero lo que puede ofender no es el torso sino la intención de quien lo muestra. Tampoco un dedo ofende, excepto si te lo ponen en la cara haciéndote la peseta.

No la están juzgando por mostrar el torso, sino por la intención con la que lo mostró en el sitio donde lo mostró. La ley es la que es, y aquí la ley penaliza la ofensa a los sentimientos religiosos. Si no gusta, que se solicite que se cambie la ley democráticamente en el Parlamento, pero mientras esa ley esté en vigor que se castigue su incumplimiento.

Si lo hubiera hecho en una mezquita es muy posible que ahora no pudiera estar ante un tribunal, sino criando malvas.