jueves, 5 de mayo de 2016

Vamos al lío.



Lo de que es mejor el pacto de PSOE y Ciudadanos en Andalucía que el que PSOE pacte con Podemos, siendo cierto, ya no puede ser mejor que el que no se cumpla dicho pacto y mantenerlo para que Podemos no llegue si se rompe. ¿Lioso, verdad?

El que el Consejero de Economía andaluz esté investigado judicialmente -lo que siempre ha sido estar imputado pero ahora se llama así por una idiotez del PP para disfrazar a los suyos- es motivo de destitución según el pacto de investidura C's PSOE. Además, hoy se produce en Granada la votación para nombrar alcalde en sustitución del alcalde del PP que dimitió por asuntos oscuros y por no haberse llevado a término el pacto C's PP para quitarlo en enero, por lo que dicho pacto entre C's y PP se ha dado por roto por los primeros.

O sea que el problema de Ciudadanos es querer estar en contra de la corrupción llegando a pactos con partidos en donde la corrupción campa por sus fueros. Así que a ver qué hace ahora. Darle la alcaldía al PSOE ahora, necesariamente tiene que ser exigiendo la destitución del Consejero. De no suceder eso tendría que romper el pacto con el PSOE y retirar el apoyo a Susana Díaz para que pueda seguir siendo Presidenta de la Junta.

Si eso no sucede tendrá que explicar, difícilmente, que en Andalucía no se pongan tan estupendos como en otros lares donde dieron el gobierno al PP y exigen a rajatabla el cumplimiento de los acuerdos anticorrupción. O todos o ninguno.

Pero el lío que se le presenta a Ciudadanos es de campeonato, pues si apoya a que Granada tenga alcalde socialista ya le habrá regalado la campaña anti Ciudadanos a Rajoy y a los suyos que no se cansarán de repetir que votar C's es votar PSOE, como si ellos no gobernaran en otros lares gracias a los de Rivera. Pactar con corruptos y tramposos tiene estas cosas, al final eres el malo te pongas como te pongas.