domingo, 19 de junio de 2016

Toponimia no significa vista de topo.


La idiotez de los medios de comunicación en nuestro país es de récord. Como no tenemos suficiente ya con eso de las inmersiones lingüísticas en diferentes lugares de España, tenemos que tragar el que cuando dichos medios se expresan en español al dirigirse a la generalidad de españoles, no usen los topónimos en dicho idioma sino en la lengua autonómica del lugar si la hay.

Así no hablan de que "ya se ha extinguido el fuego en Carcagente" sino en Carcaixent, o si hablan de la zona de Játiva, dicen Xátiva, o Ourense en vez de Orense, Lleida por Lérida, Bilbo por Bilbao, etc. No veo sin embargo que digan London por Londres, Bruselles por Bruselas o New York por Nueva York, por lo que deduzco que es una especie rara de paranoia para no ser tildados de no sé qué por los exarcebados y descerebrados nacionalismos que padecemos y que usan dichas lenguas para dividir en vez de para hacerse entender. Por no hablar de la confusión que se produce cuando se usan las nuevas tecnologías, como el GPS o el Google Maps.

Lo lógico es que si hablas en un idioma uses los topónimos en dicho idioma y no vayas con la ridiculez de intentar demostrar que conoces otros usando la toponimia local. Las lenguas autonómicas deben usarse con naturalidad, y la imposición no tiene nada de natural.

Así que si digo en valenciano eso de "Alacant, la millor terra del món", cuando lo digo en español me encanta lo de "Alicante, la mejor tierra del mundo", y nadie debiera darse por ofendido. Excepto los que van de lo que van, claro.

A mí me encantan las inmersiones, pero las hago en el mar con gafas y aletas, las otras ahogan poco a poco la libertad.