lunes, 26 de septiembre de 2016

Gana Feijóo, no Rajoy.


Anoche oí a marianistas diciendo que si se extrapolan las gallegas a unas próximas elecciones, Rajoy ganaría. Al margen de lo disparatado de extrapolar las gallegas y no las vascas, quien ganaría sería Feijóo si se presentase, no Rajoy.

En las vascas se ha presentado a un marianista militante, Alonso, ex portavoz del PP en el Congreso y Ministro de Rajoy y, por mucho que quieran presentar como un éxito el no haber perdido nada más que un escaño, siguen estancados en el desastre. El PP vasco sigue en su descenso por mucho que se haya desacelerado. Cuando desaparezca se podrá decir que éste ha parado.

Feijóo no es precisamente un marianista, su guía siempre fue Aznar, no lo esconde, y ha tenido serios enfrentamientos con Génova. Internamente es un rival para Rajoy, y ahora se refuerza en la misma medida que Rajoy se debilita.

Contar otra cosa es seguir en campaña y en la mentira permanente en la que el PP de Rajoy está instalado desde hace demasiado.

Feijóo hoy descarta su pase a la política nacional pues dice que ha firmado con Galicia para presidirla los cuatro próximos años y no va a fallarles. Pero no hay que olvidar que Aznar, como él, también había firmado un contrato con su Comunidad Autónoma para presidirla durante cuatro años. Lo dijo en su momento y a los dieciocho meses estaba en Madrid como líder de la oposición. Feijóo podría hacer lo mismo con la ventaja de que el salto podría ser a la Presidencia del Gobierno.