jueves, 27 de octubre de 2016

Hernando, rizando el rizo.


Hernando reitera que se abstendrán para evitar unas terceras elecciones, no para que Rajoy sea Presidente. Insiste en que no confían en él y que no les parece el adecuado, aunque no les queda otra. Avisa a Rajoy de que no podrá poner en marcha sus promesas electorales y que algunas de las reformas que dice que hay que mantener tendrán que ser revisadas.

A Sánchez le dio una puya sin nombrarlo, "No podemos ni queremos permitir que los serios problemas que padecen los ciudadanos estén bloqueados por el puro egoísmo", y luego ensalzó su valentía al aceptar el encargo que Rajoy rechazó,  "Pedro Sánchez, de forma valiente y responsable, asumió el encargo de formar Gobierno".

Ahí ya lanzó el primer varapalo a Podemos recordando que votaron no a un gobierno encabezado por un socialista, "Si hoy estamos aquí es porque Podemos sumó sus votos al PP para impedir la andadura de un Gobierno socialista, y eso no va a ser fácil olvidarlo, y eso lo van a recordar los de ciudadanos durante muchísimos años".

A partir de ahí, se dedica a hablar en clave interna repasando todo lo que van a hacer desde la oposición para dejar claro que la abstención no sólo no es un apoyo a Rajoy sino que es un reforzamiento de la influencia del PSOE en la política gubernamental.

Propone una reforma del art 29 para evitar problemas a la hora de investir Presidente y no repetir que un Gobierno esté en funciones tanto tiempo y el espectáculo de repetir elecciones.

A Podemos: "Liderar la oposición es mucho más que ponerse detrás de una pancarta".

Reconoce que aunque no les guste, el PP tiene detrás ocho millones de votantes. Insiste en que los socialistas antepondrán el interés de los ciudadanos al de su partido, o sea, lo mismo que Rajoy.