jueves, 16 de noviembre de 2017

¿Aznar ya no es del PP o el PP ya no es el de Aznar?


"Si se quiere abrir el debate, que se abra, pero que no sea para satisfacer a los secesionistas, sino para reafirmar la igualdad de los españoles, la solidaridad entre regiones y el estado de derecho".

"En Cataluña estamos viviendo las consecuencias de no hacer política durante mucho tiempo. Los partidos constitucionalistas han dejado de hacer política y se la han dejado al nacionalismo y al independentismo. El PP y el PSOE deberían hacer política y defender una idea nacional de España, una España europea, abierta".

Estas dos apreciaciones de Aznar seguro que son apoyadas por todos los votantes del PP, pero no son respetadas por la cúpula actual del PP, que sí mantiene el discurso aunque no lo lleva a cabo. Este PP de Rajoy, y el propio Rajoy, parecen el PP cuando hablan pero en absoluto lo son cuando actúan, y mucho menos cuando no actúan e incumplen lo que prometen y dicen.

Negar que ese es el motivo de la pérdida de tres millones de votantes es negar la realidad, algo en lo que se han especializado en los últimos años. Y si no han perdido más votantes es por el miedo que les han inculcado a que si no votan PP vendrán "los malos", vendrán "los rojos", el Frente Popular y el acabóse. Y en ese sectarismo que se han encargado de sembrar todo lo que no sea PP es esa hecatombe. 

Y los que se van por la derecha, son tachados "extrema derecha fascista" y traidores que desperdician su voto en opciones que no van a ningún lado. Pero al tiempo se niegan a reconocer su errores y el hecho de que, justa o injustamente, Rajoy carece de autoridad moral para muchísima gente por culpa de haber estado al frente del partido mientras se producían en éste actos de corrupción de todo tipo.
Dirigentes del nivel de Esperanza Aguirre han asumido su culpa "in vigilando" y han dimitido, él no. Y así como el PSOE no tienen tampoco autoridad moral para acusar a nadie, habida cuenta de lo que tiene en sus filas, no es el caso de Sánchez que puede alardear que él no tenía cargo relevante alguno en su partido mientras esos casos ocurrían, y a ojos de la opinión pública está más limpio que Susana Díaz.

Por mucho que digan, el PP de hoy poco tiene que ver con el PP de ayer. Sus promesas electorales, basadas en lo que eran sus principios de siempre, han sido las primeras que se incumplieron cuando tenían una mayoría más que suficiente para haberlas llevado a cabo. Y hoy en día son muchos los responsables del partido que declaran principios completamente opuestos a aquellos. Negarlo es negar la realidad, cosa en la que se han especializado desde hace demasiado.

Ver a quienes no hace tanto definían a Aznar como el mejor Presidente de la democracia aceptando las críticas y el ninguneo que recibe del partido que refundó, produce melancolía desde fuera; desde dentro produce bastante más que algunos cabreos. Pero aquí no se mueve nadie, no vaya a ser que pierdan esas poltronas que, precisamente por eso, son cada vez más escasas.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Colau y demás populismos.


Que dice Colau que el PSOE se ha aliado con la derecha por apoyar a Rajoy para aplicar el 155. Estos no saben diferenciar entre el Estado y el Gobierno, ni entre la legalidad y la ielgalidad, como tampoco conocen la diferencia entre democracia y totalitarismo. Lo del mítin de hoy en La Sexta de Ferreras es tremendo, por mucho que el "periodista" intente disimular con alguna pregunta aparentemente crítica.

El PSOE lo que ha apoyado es la legalidad vigente, la Constitución. Y ha apoyado las acciones de Gobierno necesarias para ello. Y por mucho que no os guste Rajoy, cosa absolutamente lícita, es el Presidente de un Gobierno democrático, el único que puede aplicar medidas para recuperar la legalidad. El que a vosotros, los que estáis contra la Constitución, se os permita ser activistas contra ella y contra la legalidad y la democracia, no significa en absoluto que vuestra postura sea democrática y legal, ni de broma. Si aquí no existieran tantos complejos ni tanta cobardía y fuéramos como otros países de nuestro entorno, todos vuestros partidos, contrarios a la Constitución, serían ilegales y no podrían concurrir a unas elecciones democráticas.

Y otra cosa, el cargo que tiene no es gracias a los militantes, inscritos, encuestados o como quiera llamar a esos que, cuando a los jerifaltes os conviene, decís que deciden vuestras posturas. Esos, en todo caso, podrán decidir dentro del partido, pero no en las Instituciones en las que estáis gracias a los votos de los ciudadanos, no de vuestros militantes. Es a esos a quienes debiérais consultar, y para ello existen en las democracias las elecciones. Y éstas no es democrático sustituirlas por cuatro gatos votando a través de una web.

Por mucho que repitáis eso de los presos políticos, los políticos que están en prisión lo están por violar la ley, por delinquir. Tampoco es válido en absoluto hablar de una mesa de negociación para que el Gobierno negocie cómo se va a violentar la ley; ni el Gobierno puede hacerlo sin caer también en el delito y la traición, Ni es democrático cambiar una Constitución democrática entre cuatro gatos en una mesa.

No hay un lado del 155 y otro lado democrático, eso es falso. Hay un lado con la legalidad, la democracia y la Constitución y otro lado que es todo lo contrario a eso. Ese cuento no es más que fruto del acuerdo auspiciado por Roures entre ERC, los Comunes y Podemos para unificar el esfuerzo populista en pro del nacionalismo y sus tesis.

Lo de esta charlatana es lógico en una charlatana, lo que no es lógico es que determinadas televisiones le sirvan de altavoz, día sí y día también. Y lo que no es normal es que el PSOE no reaccione y rompa los acuerdos con Podemos y similares que permite a estos estar gobernando en Instituciones en las que en absoluto han ganado. Democracia es el gobierno de la mayoría respetando a las minorías, no el gobierno de las minorías imponiéndose a la mayoría.

Un PSC sin rumbo en un PSOE sin liderazgo.


Iceta estaba por la labor de repetir aquel tripartito de Montilla y ver si así se aupaba a una poltrona a la que no llegará con los votos de sus votantes. Por eso no aceptó anunciar un pacto post electoral con las fuerzas que están con la legalidad, la democracia y la Constitución. Su apuesta por incluir en puestos destacados a destacados nacionalistas era un anticipo de su intención. Entre sus votantes, como entre los de Colau, los hay que quieren pelo y otros que prefieren pluma, por lo que la mejor definición del PSC es su indefinición. Sus bases no diferencian entre apoyar al Estado o apoyar al Gobierno, y la desmedida campaña sectaria contra el PP del PSOE y Sánchez ahora les pasa factura.

Colau les ha dado con la puerta en las narices y el PSOE no reacciona dando un portazo a los populistas allí donde gobiernan gracias a su apoyo. El anteponer tocar poder, pisar moqueta y cobrar por ello a unos principios y convicciones, tiene estas cosas y hace imposible a quienes se han desprendido de ellos obrar por otros motivos.

El PSC ha perdido una oportunidad de oro para aparecer como si tuviera firmes convicciones constitucionales y haber sido ellos quienes rompieran con los de Colau. Pero eso hubiera requerido que supieran donde están, a donde van y lo que quieren, además de explicar que su apoyo al populismo es por el interés de los ciudadanos, no por su propio interés partidista. Y no parece.

Y ahora, un PSOE humillado sigue apoyando a quienes reniegan de su posición constitucionalista señalándolo sin pudor mientra ellos agachan la cabeza para no perder donde sientan sus culos. Es el precio de prostituírse.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Pío, pío, que yo no he sido.


Hay un cambio de estrategia del independentismo ante los tribunales, Forcadell y compañía sí están respondiendo al interrogatorio en el Supremo. No sé si será fruto de un acuerdo con la Fiscalía para colaborar con la Justicia y que ésta no pida prisión provisional, pero me huele a eso.

El Ministro del Interior se acaba de pronunciar ¿presionar? en el sentido de que se tenga en cuenta la "situación social", "la ley", "el contexto" y "el entorno" a la hora de tomar una decisión. Vamos, que está pidiendo que no dicten prisión provisional para Forcadell, que es buena gente y tampoco ha hecho tanto. Y además, acata el 155 y colabora con la justicia.

Me huele que Forcadell duerme hoy en casa y eso servirá de preámbulo para que el resto de golpistas lo hagan también en breve, en cuanto el "razonable" Tribunal Supremo logre asumir la causa completa arrebatando a la Audiencia Nacional la decisión sobre su prisión provisional. Eso es lo que quiere el Gobierno y casi todos quienes quieren una justicia al servicio de la política. Esos mismos que no se han cansado de señalar la politización de la justicia cuando no hace lo que ellos quieren y ahora quieren politizarla para que haga lo que quieren.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Huelga ilegal permitida por un Tribunal. ¿Prevaricación?


Cuatro imbéciles dirigidos por un asesino terrorista* cortan las carreteras catalanas y perjudican a todos los catalanes en una huelga que nada tiene que ver con reivindicaciones laborales. Y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lo ha consentido. ¿Está prevaricando dicho Tribunal?

Quienes cortan las carreteras no son piquetes informativos sino coercitivos. Eso es una huelga política, no laboral, y las huelgas políticas son ilegales. Si alguien no defiende ya a los catalanes no sería de extrañar que tuvieran que hacerlo ellos mismos.

La democracia no es eso. Democracia no es que una minoría se imponga a la inmensa mayoría y le impida el derecho a la movilidad e ir a trabajar. Democracia no es arruinar a una región con la intención de arruinar a una nación. Eso sí es represión.

*El secretario general de la CSC, convocante de la huelga general, es Carles Sastre, un viejo militante de la organización terrorista Terra Lliure y de su predecesora EPOCA -Ejército Popular Catalán- que fue condenado por el asesinato del empresario José María Bultó, que falleció tras explotarle una bomba que le adosaron en el pecho.

P.D. Son ilegales los siguientes tipos de huelgas: las huelgas políticas, las huelgas de solidaridad o de apoyo, y las huelgas novatorias.
Se denominan huelgas políticas a aquellas iniciadas o sostenidas por, según el art. 11.a) RDLRT, "motivos políticos o con cualquier otra finalidad ajena al interés profesional de los trabajadores".
Implícitamente, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado a favor de la constitucionalidad del mencionado precepto, permitiéndose al legislador ordinario prohibir las huelgas polític
as.

martes, 7 de noviembre de 2017

Los medios de comunicación públicos catalanes, al servicio de los independentistas


Puigdemont: "Estoy cesado por un golpe ilegal del Estado español".


Gracias a la falta de determinación del PP, que ha acordado con el PSOE no intervenir los medios públicos catalanes para que sean de todos y no de unos cuantos, en "La Mañana de Catalunya Radio" ha podido oírse esta mañana un mitin disfrazado de entrevistas a toda la panda golpista.

Echo de menos que desde el Estado se haga campaña, no desde un partido, sino desde el Estado, para explicar de una vez y con muchos altavoces que está cesado por dar un golpe de estado contra el Estado español. Que repita hasta la saciedad que el 155 es una artículo de la Constitución y que se ha aplicado siguiendo lo que dice la Constitución, por lo que es una mentira para ignorantes y descerebrados decir que es inconstitucional.

Que diga mil veces que a nadie se ha encarcelado por sus ideas sino por sus hechos. Que reitere que no es verdad que haya mandato alguno de la ciudadanía catalana para declarar la independencia, pues los independentistas no tienen ni siquiera la mayoría suficiente para cambiar un sólo artículo del Estatuto de Autonomía Catalán.

Que machaque una y otra vez que el "referéndum" no sólo fue ilegal, sino que fue insuficiente si lo hubiera sido. Que el recuento fue un fraude, pero que suponiéndolo válido no es la mayoría del electorado, lo que imposibilita una declaración de independencia.

Que recuerde que la idea de una Unión Europea nació para impedir que los nacionalismos provocaran más guerras en Europa que acabaran en guerras mundiales.

Pero ya vemos, el Estado calladito, el Gobierno acojonado, y estos delincuentes, que han provocado un enorme daño a Cataluña y al resto de España, no sólo no paran de lanzar sus falaces mensajes publicitarios a los cuatro vientos, sino que no tienen quien les tosa.

Del Gobierno ya ni hablo, pues esta situación se tenía que haber evitado hace ya muchos años, y como no se hizo, había que haberla parado hace al menos cinco. Y como punto de inflexión, hace tres, con el desacato y provocación del referéndum de Mas.

Viendo las consignas que Rajoy está impartiendo para esta campaña electoral se explica que, con él en el Gobierno, se haya consentido todo esto hasta el punto de que no ha tenido más remedio, muy a su pesar pues no quería hacerlo, de aplicar la ley a quienes dieron un golpe que no quiso impedir que se diera.

Las campañas y programas electorales de los independentistas van claramente contra la Constitución y, por supuesto, contra la Ley de Partidos Políticos, pero "por supuesto" no se va a solicitar la ilegalización de esas ilegalidades. Y luego nos quejaremos de tener un Estado ingobernable, cuando no es más que el fruto de sucesivas cesiones y de un gobierno que no quiere gobernarlo.

Los políticos, esos que tienen que hacer las leyes y obligar a que se cumplan, se saltan la ley mientras nos exigen a los demás que las cumplamos. Y si no las cumplimos no esperemos los miramientos que entre ellos se dedican, no; lo pagaremos muy caro. Ya estamos pagando carísimo que ellos se las estén saltando.

domingo, 5 de noviembre de 2017

La estructura del golpe, intacta.

F.J.L. Libertad Digital 2017-11-05
Durante una semana, los lacayos de Soraya y de Rajoy, que son los mismos y de lo mismo, han puesto de vuelta y media a los pocos que venimos pidiendo hace años la intervención del Estado, cuya dirección pertenece en buena parte al Gobierno, para frenar el golpe de Estado en Cataluña. Somos los mismos que hace tres años, tras el referéndum del 9 de Noviembre, nos declaramos traicionados por el Gobierno de Rajoy, que se negó a mandar a la cárcel a Artur Mas, usando todos los recursos legales a su alcance y utilizando su mayoría absoluta en el Congreso y Senado.

El manifiesto de Libres e Iguales en 2014

Recordaba Arcadi Espada la movilización de Libres e Igualesbajo el lema "Sí nos importa" en todas las capitales españolas, pidiendo la anulación del referéndum y la defensa de la nación y de la Constitución. Cuando se celebró y el Gobierno, que había asegurado que no se celebraría, dijo que no había habido referéndum porque no tenía valor legal, Libres e Iguales publicó una nota. Me complace tanto como me apena repetirla.
"Después del 9-N
El pasado sábado miles de ciudadanos convocados por Libres e Iguales en las grandes ciudades españolas exigieron del gobierno de España firmeza contra la iniciativa secesionista del gobierno de la Generalidad y la burla de la democracia que ha acabado consumándose ayer en Cataluña.
Por desgracia para la democracia y para el mantenimiento de los más elementales vínculos de confianza entre gobernantes y ciudadanos, el gobierno del presidente Rajoy ha observado pasivamente el desarrollo de los acontecimientos, olvidando culpablemente que su primera obligación es la de cumplir y hacer cumplir la Constitución.
El gobierno de la Generalidad no sólo ha organizado política y logísticamente la jornada sino que ha exhibido su compromiso con la ilegalidad de manera retadora. Se ha negado a acatar la sentencia inequívoca del Tribunal Constitucional y ha exhibido el sometimiento del Estado de Derecho como un triunfo político.
Esta agresión a la democracia no ha recibido la respuesta que merece. El Gobierno del presidente Rajoy no ha impedido el atropello a la legalidad en Cataluña. Su dejación ha debilitado gravemente al Estado y ha colocado a los ciudadanos en la indefensión jurídica y el desamparo político.
El incumplimiento de la ley y este desistimiento abren una crisis política de una envergadura desconocida desde la aprobación de la Constitución y un foso de profunda desafección ciudadana que, a juicio de Libres e Iguales, descalifica al Gobierno del presidente Rajoy para seguir cumpliendo su mandato constitucional."

Las consecuencias de tres años de inacción

Por supuesto, los lacayos de Soraya y de Mariano, aliados entonces con Podemos a través de La Sexta, nos pusieron verdes. Pues bien, lo que ha pasado en España estos tres años ha desembocado en la farsa de un pacto de quejicas: unos fingen en Madrid que están matando al golpismo y los golpistas en Barcelona fingen que los matan, a través de ese aparato de lloros y gemidos que va del Barça a TV3 y de La Sexta a… Antena 3.
En ésta última, criatura de Rajoy y Soraya, para honra y provecho de Planeta y sus directivos, se ha dado un paso importante en el alineamiento mediático del PP con el golpismo a través de la reforma desconstitucional. En lo que legalmente sigue siendo una concesión gubernamental para un servicio público, que ese es el estatus de la televisión llamada privada, El Folloneroaprovechó el prime time de El Hormiguero, cuyo presentadorPablo Motos fue un día compañero de baile de Soraya, para atacar a la juez Lamela y ciscarse en el régimen constitucional español durante una hora. Esos sí que son medios responsables, no los que criticamos a Rajoy.
Viendo el estado de los medios audiovisuales en Cataluña, rendidos al golpe, y el de los del resto de lo que quiere seguir siendo, no sabe cómo, España, entregados a la desconstitución de la nación, cabría pedir a este Gobierno que al final ha convocado las elecciones de la impunidad que pactó con Puigdemont, que no presuma de que defiende la Ley y la Nación. Nos ha traicionado como hace tres años, mantiene íntegra la estructura del golpe y tras dejar en manos del PSOE la convocatoria electoral a cambio de no aplicar el 155, va a dejar en manos de Podemos y el PSC una reforma de la Constitución que sólo puede ser, viniendo de Pablo Iglesias y del partido traidor a España por antonomasia, una puñalada a la soberanía nacional.

Seguimos insistiendo: no bastan las urnas

Sin embargo, las encuestas sobre intención de voto en Cataluña están llenando de perplejidad a los devotos del pensamiento mágico de Rajoy, ese Houdini abúlico que escapa de las situaciones más difíciles metiéndose en otras más complicadas. Excluyo de la cofradía de los perplejos a los agradaores del Poder, en especial a uno que empezó diciendo en el Avui que "hablar español es de pobres" y ahora es opinaet preopinat en ABC y la COPE. En el diario duda si es separatista o no, y me recuerda el número de los tres ratas de Arniches. En la radio aún no ha explicado, al menos en directo, la diferencia de olor vaginal entre jóvenes y maduras, como en Telemadrid, pero igual que entonces le grabaron sin saberlo, un día se abre el micro y habemus ictus masivo en la Aquiescencia Episcopal, que, por cierto, tras doblar vilmente la cerviz ante el Prusés, ahora celebra el 155… poco. Lo siento por los católicos decentes. Desde que redujeron la Cruz a la crucecita de Hacienda, ni Cruz ni crucecita. Así que el opinaet está muy bien allí: del coro al caño, y ojo a las vocales.
Sin embargo, el rebaño opinat debe aclararse al aplaudir a su pastor. Rajoy dijo sobre el 155: "No nos obliguen a hacer lo que no queremos hacer". Al proclamarse la república que no se iba a proclamar tras el referéndum ilegal que no se iba a celebrar, dijo: aplicaré el 155 hasta que haya condiciones para nuevas elecciones, "al menos seis meses". Entonces iba a intervenir TV3 y otros medios golpistas y castigar a los centros que educan los niños en el odio a España. De pronto, anunció elecciones en 55 días sin tocar TV3. ¿A qué Rajoy de los tres aplauden? ¿A los tres?
Las urnas sirven para cambiar pacíficamente de Gobierno, no para abortar un golpe de Estado que es parte de un cambio de régimen en toda España. De las urnas, con los mismos partidos y medios audiovisuales, en seis semanas saldrá casi lo mismo que nos ha llevado al Golpe y a un 155 limitado a convocar elecciones. Había y hay que desnazificar, no conservar intacta la dictadura. Hace años que tuvo que aplicarse el 155, pero entonces Rajoy acertaba. Ahora tampoco se aplica, pero acierta. Cuando gane ERC y haya otro Tripartito habremos "vuelto a la normalidad", y habrá acertado. Los agradaores se romperán las manos –nunca los bolsillos- aplaudiendo.

¿Marcha atrás?



Ya está en marcha el intento del Supremo de asumir toda la causa golpista, lo que dejará al margen a la Audiencia Nacional y a la Juez Lamela, firme donde las haya y a la que nadie puede acusar de estar escorada a la derecha precisamente.

Una de las causas que se mencionan, al margen de que no hay que dividir el caso, es que el Tribunal Supremo "es más garantista"; eufemismo donde los haya para decir que será más blando, puesto que sus jueces se deben a los grandes partidos y estos ya se sabe de qué van.

Ni a PP ni a PSOE les gusta que los delincuentes, si son políticos, vayan a la cárcel; y si son independentistas, mucho menos. Cosas del corporativismo de la partitocracia y del miedo a que cumpliendo la ley los independentistas se cabreen en la calle, o vete a saber si el miedo no es a que destapen algo que prefieren siga tapado. En cualquier caso, consideraciones electoralistas y políticas, no jurídicas; que son las que quisieran que el Supremo tuviera en cuanta. Las togas del camino y el barro, que decía aquel Fiscal.

Tenemos al Gobierno más débil de la democracia -que en vez de gobernar delega en los jueces- por obra y gracia del Presidente más nefasto para esta misma, Rajoy, del PP menos PP de su historia y de un PSOE que se olvida de su propia historia reciente y aún no sabe qué va a hacer en esta historia. 

No es la partitocracia lo que hay que salvar, es a España a la que hay que salvar de esta partitocracia que se la reparte. Aquí se habla mucho de la cobardía de Puigdemont, pero la realidad es que esto es un infierno de cobardes, con la gran desgracia de que no tenemos a un Clint Eastwood que pueda meterlos en vereda.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Abu Simbel


Más de medio siglo del épico rescate de los templos de Abu Simbel


El gran templo con la bóveda de hormigón al fondo.
El gran templo con la bóveda de hormigón al fondo. RAGNAR FOSSGAARD


"Ahora o nunca". Fue la llamada de auxilio que la Unesco lanzó a la comunidad internacional a principios de 1960. Por aquel entonces la faraónica construcción de la gran presa de Asuán amenazaba con dejar bajo las aguas del Nilo a los templos de Abu Simbel, obra del gran Ramsés II. Cambiar su sino era una batalla contra el tiempo, un milagro que acabó por suceder. El monumento y sus cerca de 20.000 toneladas fueron desmontados y trasladados a un terreno más elevado en un proyecto de cuyo inicio se cumple este abril medio siglo de vida.
Más de 900 personas, de una veintena de nacionalidades, participaron en una hazaña que se prolongó durante más de seis años. Muchos de sus protagonistas ya no pueden contarlo. Pero aún queda la memoria de supervivientes como el ingeniero sueco Ragnar Fossgaard, quien rodando los 80 años de edad mantiene intacto el recuerdo de aquella formidable campaña internacional. "Fue mi primera experiencia en el extranjero. Después dirigí la construcción de carreteras, presas y puentes en América Latina y Sudáfrica. El de Abu Simbel fue el trabajo más emocionante en el que he participado", confiesa Ragnar a EL MUNDO desde Estocolmo.
Cuando el escandinavo aterrizó en Abu Simbel, a unos 900 kilómetros al sur de El Cairo, la mayoría de los tesoros de Nubia -una veintena de templos amenazados por las aguas de la presa- habían sido desarmados y empaquetados en cajas de madera a la espera de un nuevo emplazamiento. Algunos serían luego regalados a los países donantes, como ocurrió con el Templo de Debod que se acomodó en el centro de Madrid. Pero quedaba aún por rescatar el conjunto más imponente: el gran templo dedicado al dios Ra con las cuatro estatuas sedentes de Ramses II, de 18 metros cada una, horadadas en la fachada y el cercano y más pequeño templo de su esposa Nefertari.

Rostros colosales de Ramses II. 
A contrarreloj la Unesco recolectó el dinero necesario y recibió las propuestas para salvar el conjunto, de más de 3.200 años de antigüedad. Entre las ofertas, las más viables recomendaban conservar los templos en su sitio protegiéndolos con un dique o desmontarlos y transportarlos pieza a pieza a un nuevo emplazamiento, a unos 200 metros de distancia de su lugar original y unos 64 metros más elevado. "El Gobierno egipcio apostó por dividir los templos en bloques y transportarlos a orillas del lago Naser", explica Ragnar, quien trabajaba para la multinacional sueca VBB. Cuando se dio luz verde -recuerda el experto- el tiempo apremiaba: "El nivel del agua alcanzaría el suelo de los templos en menos de 14 meses. Fue una lucha contra el tiempo".
Un consorcio internacional lideró la agónica cuenta atrás, que comenzó en abril de 1964. La primera tarea fue retirar 300.000 toneladas de roca de la colina que albergaba los templos para alcanzar sus techos y facilitar el desmontaje. Al mismo tiempo, se levantó un muro de 360 metros de longitud y 25 metros de altura para contener las aguas; se volcó montañas de arena para proteger los colosos de la fachada y se horadaron túneles de drenaje por debajo de los templos para controlar el nivel de las aguas subterráneas.
"El trabajo progresó bien pero fue una labor dura sobre todo para quienes tenían que excavar y cortar los bloques. Fue difícil soportar el calor delante de la fachada con el sol reflejándose sobre las laderas de piedra blanca pero todo el mundo sabía que se trataba de luchar contra el Nilo y que había que dar la batalla", detalla Ragnar, quien aún recuerda que al principio del proyecto dos barcos, Imhotep y Zoser, servían de oficinas y habitaciones. "Estaban equipados con aparatos de aire acondicionado pero había frecuentes cortes de electricidad".

Reconstrucción del gran templo de Abu SImel 
Completadas las tareas de protección, arrancó el despiece. Los templos de "Ramsés el grande" (1304-1237 a.C.) quedaron reducidos a un millar de bloques. "Pesaban de media unas 30 toneladas. Los de la fachada y los de los murales interiores fueron serrados a mano por cortadores de mármol italianos. Otro tajos se hicieron con motosierras o sierras de hilo. La anchura de los cortes nunca fue mayor de los 5 milímetros", precisa el ingeniero sueco. La fragilidad de la arenisca obligó a reforzar la piedra con inyecciones de resina sintética.
"Eran bloques inmensos que tuvimos que numerar antes de trasladarlos a su nueva ubicación", apunta a este diario la arqueóloga egipcia Fayza Heikal, quien -recién salida de la facultad- se enroló en el proyecto y participó en la documentación del sitio. "Por aquel entonces era muy joven. Fue una experiencia fascinante en unas condiciones de vida muy severas porque había que traer la comida por el río desde Asuán y estábamos en mitad del desierto", agrega la profesora de la Universidad Americana de El Cairo.

Templos de Abu Simbel en su lugar original 
La reconstrucción no resultó menos laboriosa. "Ni un solo bloque fue dañado durante el desmantelamiento, el transporte y la reconstrucción", destaca Ragnar. Las piezas fueron fijadas en una superestructura de cemento y se erigió una gigantesca bóveda de hormigón para simular el promontorio original. Ningún detalle fue ignorado para que la réplica resultara lo más exacta posible y se conservara la orientación que permite el fenómeno solar por el que dos veces al año los rayos de sol penetran hasta el fondo del templo e iluminan las estatuas de Ramsés II y los dioses Horus y Amón Ra.
El traslado de los templos -descubiertos en 1812 por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt- y el desplazamiento del Trópico de Cáncer durante los últimos tres milenios solo han una causado una leve variación en el espectáculo. En lugar del 21 de febrero y el 21 de octubre - como antaño- el efecto se produce hoy un día más tarde. Pero el resultado es idéntico: el amanecer alumbra las tres estatuas y mantiene en penumbra la cuarta, la figura de Ptah, el señor de la Tinieblas.
"El resultado fue maravilloso. Quien lo visita sin conocer su traslado no puede reconocer que el entorno y la montaña son artificiales", recalca Fayza. "El conjunto es un prodigio de la tecnología del Antiguo Egipto y también de los avances de la segunda mitad del siglo XX", concluye la arqueóloga.

Ragnar acompañado de su mujer durante su regreso al templo. 
Ragnar -acompañado de mujer e hija desde 1966- cuenta que la vida se fue haciendo menos áspera cuando se levantó una colonia de viviendas en los aledaños de la zona de trabajo; florecieron los jardines; el agua y la electricidad dejaron de ser una rareza; se abrió una piscina y se programó cine al aire libre una vez por semana. "La 'Stella' fría (marca local de cerveza) en una noche cálida y agradable de cine era era el momento culminante de la semana", bromea. "Fue una experiencia única. Fue un lugar donde arqueólogos, ingenieros y arquitectos de todo el mundo trabajamos conjuntamente y con el mismo objetivo, ganar la partida al Nilo y lograr que los templos pudieran vivir otros 3000 años".