jueves, 26 de enero de 2017

¿Periodistas o propagandistas?


Desde la llegada de Trump a la presidencia, los tertulianos, periodistas y "creadores de opinión" varios de nuestro país se han embarcado en una desaforada campaña contra él que no repara en nada. Valen tanto las intoxicaciones, invenciones, falacias e incluso medias verdades con tal de darle leña al mono. Los epítetos dirigidos al Presidente de EEUU son insultantes y descalificadores, lo de facha, ultra y demás se oye y lee por doquier.

Y es que no aprendemos. Si con el desdén de Zapatero a la bandera y el posterior abandono de las tropas de Irak, incumpliendo todos los acuerdos, hizo que las relaciones llegaran al punto de que casi se desmantelan las bases en España para instalarlas en Marruecos, ya veremos a dónde nos lleva esto. Si lo primero ya hubiera sido malo, lo segundo hubiera sido desastroso para nuestros intereses.

Hemos llegado al esperpento de que nuestro Ministro de Asuntos Exteriores diera por buena una parte de esa campaña de desinformación y se quejara en público del "maltrato" al idioma español, en lo que no era más que un proceso de creación de la nueva web de la Casa Blanca. Para luego rematar con un nuevo esperpento más y, en vez de recular y reconocer la falacia, insistir en ella diciendo que gracias a esas protestas se va a corregir el asunto. Mentira, el "asunto" -la construcción de la nueva web- incluía la posibilidad de verla en español, idioma de más de cincuenta millones de estadounidenses.

Ahora se sigue insistiendo en otra construcción, la del muro con Méjico. Y se presenta como cosa nueva e idea de Trump. Pues resulta que ese muero existe desde hace casi treinta años y ya protege la mitad de los 3.200 km. de esa frontera entre muros, vallas y accidentes naturales insalvables. Ya hay 1.050 km. de muro. Lo que va a hacer Trump es terminarlo y reforzarlo. Poner el grito en el cielo desde aquí es un ejercicio de hipocresía increíble, pues nosotros sí tenemos muros para impedir la entrada ilegal de inmigrantes.

Se dice que esos muros matan. No es cierto, lo que mata es intentar saltarlos ilegalmente. Lo que mata es el efecto llamada que se lanza desde una parte del muro que hace que jugarse la vida pueda valer la pena. Eso es lo que mata. Aquí, en Europa, tenemos un muro natural: el Mediterráneo. No es el mar el que mata sino las mafias que hacen que se adentren en él sin protección suficiente aquellos a los que les hacen creer que merece la pena jugarse la vida para llegar al paraíso en la tierra. 

Pero eso es otro debate, a lo que me refiero es que ya no se puede dar crédito a las informaciones que se refieren a Trump y a su administración, pues más que informaciones son parte de la campaña contra él. Campaña absolutamente interesada pues Trump en su afán de mejorar la vida de los estadounidenses y de dedicar sus recursos a ellos mismos y no a defender a otros, logrará que los demás vayamos a tener que cuidar de nosotros mismos. Y eso cuesta dinero. 

El problema es que "papá EEUU" va a cerrar el grifo y emancipar a sus "hijos parásitos". Y estos se quejan y le llaman de todo. El lobby abortista es uno de los que peor parado saldrá pues muchas clínicas de otros países cuyo negocio es el aborto, van a tener que abortar su negocio si no llegan norteamericanas a abortar cuando su administración no les pague ese gasto. Y están dispuestos a invertir dinero para evitarlo financiando campañas de todo tipo contra Trump. 

No estoy alabando a Trump, estoy exponiendo lo que está pasando. A Trump tocará ensalzarlo o criticarlo a medida que sus medidas y acciones de gobierno vayan teniendo un efecto u otro, ahora critico lo que hacen quienes se dedican mediáticamente a destrozarlo con falacias, mentiras y manipulación de los hechos. Por no hablar de los juicios de intenciones. 

No sé si Trump se hará creíble o no, lo que ya sé es quienes no son creíbles en absoluto. Para empezar, quienes dicen que Trum está cumpliendo sus amenazas. Eso es una burda manipulación, lo que está cumpliendo son sus promesas. Y han sido esas promesas las que le han llevado a la presidencia.

sábado, 21 de enero de 2017

Discurso de Donald Trump.



"Nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos estamos unidos en un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país y restaurar su promesa a todos nuestros ciudadanos.
Juntos vamos a determinar el curso de EEUU y del mundo en los próximos años. Nos vamos a enfrentar a retos, vamos a confrontar dificultades, pero vamos a hacer el trabajo.
Cada cuatro años nos reunimos para llevar a cabo la transferencia pacífica del poder y estamos agradecidos al presidente Obama y a la primera dama Michelle Obama por su gran ayuda a lo largo de todo esta transición. Han sido magníficos. Gracias.

"Hoy no transferimos el poder de un Gobierno a otro. Hoy transferimos el poder de Washington a la gente"

La ceremonia de hoy, sin embargo, tiene un significado muy especial porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de un gobierno a otro o de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington DC y devolviéndolo a vosotros, al pueblo.
Durante demasiado tiempo un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha rapiñado la recompensa del Gobierno mientras que el pueblo ha soportado el coste. Washington florecía pero el pueblo no compartía esa riqueza. Los políticos prosperaban pero los empleos se iban y las fábricas cerraban. El establishment se protegía a sí mismo pero no a los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido vuestras victorias. Sus triunfos no han sido vuestros triunfos. Y mientras lo celebraban en la capital de la nación, había muy poco que celebrar entre las familias que luchaban en todo el país.
Y eso cambia justo aquí y ahora porque este momento es vuestro momento, pertenece a vosotros. Este es vuestro día y celebración y América es vuestro país.

lunes, 16 de enero de 2017

¡Que viene el jefe!


Pues va a ser cierto que la democracia está dañada en EEUU y que los antidemócratas avanzan. Y no lo digo por lo que dice la progresía sobre Trump sino por lo que hace esa progresía al no aceptar el resultado de unas elecciones democráticas.

Es la primera vez en EEUU en el que el Presidente saliente ataca al electo y lo descalifica. Es la primera vez que se producen manifestaciones en las calles contra el resultado de unas elecciones. Pero no es la primera vez que se descalifica a un Presidente antes de que haya hecho absolutamente nada. Pasa siempre que gana uno que pertenezca al Partido Republicano, o sea de la derecha. A Reagan o a Bush lo pusieron a caldo esos progres y los medios que los alientan.

Por contra, a los del Partido Demócrata -que son más de derechas que el PP- se les santifica antes de hacer nada. O se les perdona cualquier error o mentira por sangrante que sea.

A Obama, por ejemplo, hasta se le concedió el Premio Nobel de la Paz tan sólo por haber sido elegido Presidente, sin haber hecho nada absolutamente para merecerlo. A Clinton se le perdonaron sus mentiras y el miserable abuso de poder que fue su asunto con la becaria Mónica Lewinsky.

A Bush se le descalificaba como borracho cuando su mérito había sido dejar el alcohol tras haber sufrido la enfermedad de depender de él. A Reagan se le llamaba payaso por haber sido actor, y lo hacían precisamente quienes aplauden a rabiar cuando un actor critica a un político de derechas.

No sé lo que deparará la presidencia de Trump, pero descalificarlo como si fuera un idiota descerebrado no es más que el miedo que tiene esa progresía de que el sentido común y la falta de complejos les deje con sus vergüenzas al descubierto. Un descerebrado no llega a crear un imperio como el de Trump. Ni a ser elegido Presidente de la primera potencia mundial.

Como he oído, se trata de premiar o castigar "preventivamente" al Presidente electo, incluso antes de ser investido, por el sólo mérito o demérito de pertenecer o no a la progresía. O de parecerlo, porque ya me dirán qué progres son los multimillonarios Clinton. De jovencitos puede que jugaran a eso, pero para poder ser de mayores lo que son ahora.

Que la UE está alertada es cierto, claro. Trump sabe que esa Unión se hizo entre otras cosas para competir con EEUU y ya ha hecho declaraciones apoyando el Brexit y anunciando que otros países de la UE la abandonarán, precisamente por no aceptar la política migratoria común y querer recuperar sus soberanías plenas. Lo que deja claro que no apoyará precisamente el fortalecimiento de la UE.

Sobre la OTAN ya avisó de que quienes quieran seguridad, que la paguen. Que se acabó eso de correr con todos los gastos y riesgos para que los europeos no tengan que esforzarse en su defensa y se dediquen a criticar a quienes se encargan de ella.

Se ha dado prisa en avisar que tumba la política de Obama en cuanto a la protección de los seguros médicos, el 'Obamacare', para hacer un nuevo plan de "seguros para todos" que anuncia más efectivo y barato que el anterior. Congreso y Senado ya están en ello.

En cuanto a su entendimiento con Putin, no será de extrañar pues ambos son fundamentalmente pragmáticos y expeditivos, pero eso puede que rebaje tensiones y refuerce los esfuerzos para la reducción del riesgo nuclear.

Para terminar este apunte, algo que enfurece tremendamente a los cursis de ese "Welcome Refugees", que está haciendo que en Europa crezca el populismo de derechas y xenófobo, y que explica perfectamente una frase suya recién pronunciada: "No queremos que venga gente de Siria que no sabemos quién es". Muchísimos europeos quisieran oírla de sus dirigentes.

Así que no me sumo ni a quienes anuncian grandes males ni a los que creen llegado el nuevo Renacimiento. Sí me sumo a los que repudian las manifestaciones de quienes rechazan un resultado electoral democrático antes de que haya motivos reales para criticar la gestión de quienes han sido elegidos. Demos tiempo al tiempo, aunque siempre es bueno que algunos se quiten la máscara desde ya.

miércoles, 11 de enero de 2017

Repugnante liquidez.


Hay quienes necesitan huir de sus propias frustraciones emocionales o desviaciones refugiándose en el sexo por el sexo, lo que puede llevar a necesitar cada vez más estímulo que supla la emoción del amor, por lo que buscan situaciones cada vez más morbosas, extremas o pervertidas. Por ello crece el número de personas que necesitan ofrecer a sus parejas para estimularse viendo como otros las disfrutan como objetos sexuales mientras ellos mismos se excitan con otros, o las que buscan el placer en el sufrimiento físico o psicológico, y en otras muchas desviaciones.

Puede que lo anterior tenga explicación en las teorías del recientemente fallecido Bauman sobre la liquidez del momento actual, en este caso la liquidez del amor e incluso la liquidez sexual, entendiendo esa liquidez, como él hace, como lo opuesto a la solidez.

Esto ha hecho que proliferen sitios, páginas de intercambio y personas que se prostituyen para dar satisfacción a esa demanda. En ese camino todo es empezar para llegar a todo tipo de perversión que favorece un negocio que incluye la pornografía y las ofertas pedófilas. En este caso hablamos de otro tipo de liquidez: la económica.

Mientras el disfrute del dinero o el placer obtenidos de la propia prostitución no afecte más que a las personas que se prostituyen -que bastante tienen con la falta de respeto que se profesan al ofrecerse como mero objeto sexual- es cosa de cada cual, pero el obtenido por la prostitución de otros ya tiene otro nombre, al margen de la falta de respeto a esos otros que ya se lo han faltado a sí mismos. Usar fotos propias, de pareja o de amigos como reclamo o como consumo en sí mismo, se llama consecuencia lógica. Llegar a hacerlo con niños carece de nombre, pero hacerlo con la propia hija menor de edad carece de humanidad para convertirse en repugnante.

Estos padres han llegado a un punto muchísimo más grave que el usar a su hija como señuelo para almas caritativas que se dejan engañar por falsas enfermedades y necesidades. Eso era lamentable. Esto otro es monstruoso.

lunes, 2 de enero de 2017

Hacker


Este blog ha sido objeto de una entrada indebida por apropiación de la clave de acceso. Se han eliminado las entradas publicadas desde el 29-12 y se han tomado las medidas oportunas.
Disculpen los incovenientes.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

La compacta división del PP



Querido presidente, querido Mariano
Quiero comunicarte, por medio de estas líneas, mi decisión de renunciar a la presidencia de honor del Partido Popular.
Hace ya 5 años, en el último congreso nacional, los militantes del Partido Popular tuvieron la generosidad, una vez más, de elegirme su Presidente de Honor, lo cual fue para mí, como siempre, un orgullo.
Hoy la nueva situación de la Fundación Faes, que desde de su creación en Valladolid en 1989, siendo yo presidente de la Junta de Castilla y León, ha estado vinculada al Partido Popular; su independencia y, por consiguiente, su desvinculación del Partido Popular, aconseja, sinceramente, esta decisión.
Ningún patrono de Faes ocupa cargo alguno, ni tan siquiera honorífico, en ninguna formación política. Como presidente de Faes no deseo ser una excepción.
Esta decisión, junto a otras consideraciones que alargarían innecesariamente estas líneas, significa, también, mi no participación en el próximo congreso del Partido Popular. He participado en todos los congresos del Partido Popular desde 1979. Será la primera vez que no lo haga, y, por lo tanto, quiero expresar mis mejores deseos de éxito en tan importante cita.
En conclusión, después de haber sido durante 8 años Presidente del Gobierno de España; durante 14 años Presidente Nacional del Partido Popular y durante otros tanto su Presidente de Honor, mantengo mi condición de militante del Partido Popular, adquirida hace casi ya 38 años.
No tengo palabras para expresar mi gratitud, reconocimiento y afecto a los militantes del Partido Popular por su dedicación, esfuerzo y servicio a España y, particularmente, por su generosidad y lealtad hacia mí durante tantos años. Me siento muy orgulloso de ser uno más entre ellos.
Aprovecho la ocasión para desearte los mejores aciertos en tu tarea en estos momentos tan importantes y difíciles.
Muy feliz Navidad y año nuevo. Un fuerte abrazo.
José María Aznar
El mejor argumento que se ha implantado en el PP desde hace tiempo es la mentira. Han copiado lo que tanto criticaron antaño en la izquierda, eso de repetir una mentira hasta que se convierta en verdad. Ayer hubo un silencio espeso en sus cargos, seguidores y hooligans hasta que se repartieron consignas y argumentarios que enseguida se han dedicado a repetir intentando aparentar que no pasa nada, que Aznar no pinta nada y que el PP es de Mariano. O mejor, es Mariano. Y por ello, de eso que pretendía Aznar de "un militante un voto", nada de nada. Que aquí el que manda, manda, y si no que se lo pregunten a Esperanza Aguirre.

No es Aznar, ni Aguirre, quienes han cambiado, es el PP el que no tiene que ver con lo que fue. Aquellos principios y valores que defendía y que sus militantes defendieron en calles, escritos y declaraciones son ya papel mojado. Borrón, desprecio y hasta descalificaciones a todos, militante incluídos. Tres millones de votos perdidos no cuentan, andan convencidos que volverán por la gloria de dios. Así, por obligación, que para eso este PP hace lo que sea por el poder. O sea, la política por la política, no por el interés común. Y por España, sólo de boquilla, pues nunca ha estado más en peligro que con estos que abandonan la derecha por complejos y que se dicen de centro haciendo políticas socialdemócratas o lo que haga falta, que eso de tener que volver al mercado de trabajo está muy mal y las puertas giratorias andan mal vistas.

Lo de que Aznar lo ha hecho para tener independencia en FAES y no por su total disconformidad con la deriva de su partido, es de los mejores chistes de la temporada. Siguen tomando por tontos hasta a los propios. A ver qué queda de este partido que está aún más partido que el PSOE por mucho que se intente tapar, y que se mantiene tan sólo porque sigue teniendo el B.O.E. Hablaremos cuando lo pierda.

No sé si Ciudadanos será capaz de capitalizar el evidente desencanto de muchos votantes y militantes de este PP, pero así se las ponían a Fernando VII. Es algo que el PP sabe y por ello parte de sus consignas y argumentarios pasa por la descalificación de esos a quienes debe el estar gobernando. Si aguantan el chaparrón y recuerdan las que le caían a Aznar justo antes de que esas lluvias se convirtieron en riada que arrasó en las urnas, puede que algo aprovechen. Ya han dado un primer paso al desprenderse de la socialdemocracia. Ahora les toca desprenderse también de los socialdemócratas que tiene como submarinos.