viernes, 16 de septiembre de 2005

Aprendiz de dictador

Esto ya es inadmisible. Éste dictador de pacotilla debería ser cesado en el acto. No es de recibo una actuación y unos modales de ésta índole en una democracia. ¿Pero éste elemento que ocupa la cartera de Industria para contento de Maragal y ERC, quién se ha creído que es? Desde luego no es el Ministro de Interior pero se cree el de Gobernación. Cuánto se agradecería en el gobierno al que pertenece ése ímpetu y arrebato por hacer cumplir la ley con sus protegidos extremistas, independistas y protectores de terroristas. O cuando se incumple la legalidad vigente por parte de gobiernos autonómicos y se convocan conversaciones con partidos ilegales.
Ahora arremete contra Telemadrid y el Canal de Isabel II con un estilo que ya le hubiera gustado haber podido esgrimir a más de un ministro franquista.
Acabe ya de tocarnos los cojones a los madrileños y déjenos en paz. Enarbolemos la bandera de la libertad de expresión para acallar a éstos aprendices de dictadores. A éstos nacional socialistas trasnochados. A éstos nazis de mierda. Ya está bien de atropellos.