lunes, 12 de septiembre de 2005

Es cierto: era mentira II

"No hay negociación con ETA ni la habrá mientras no depongan las armas" decía Rubalcaba. Ésa era la principal prueba de que estaban negociando: que lo negara Rubalcaba.
Yo no sé cómo todavía hay alguien que cree a éste maestro de la mentira y la manipulación. Porque hay que reconocer que es un maestro. Y un superviviente nato. Negó lo del GAL y defendió a los mayores chorizos que han pasado por la política española desempeñando altos cargos y que hoy están cumpliendo condena. Se pasó por el forro la legislación electoral utilizando el día de reflexión para soltar todas las mentiras que se le ocurrieron. Tira la piedra del insulto personal y se hace la víctima cuando le contestan. Y ahí lo tienen. Incombustible.
Pero útil, muy útil. Pero no ya para el PSOE sino para que sepamos la verdad de lo que sucede. Lo que secede de verdad es todo lo contrario de lo que éste personaje diga. No lo duden, es la mejor pista. Si lo dice Rubalcaba es cierto... todo lo contrario.