lunes, 12 de noviembre de 2007

El Faraón


Gallardón estrena despacho en la nueva sede del Ayuntamiento de Madrid


Nada menos que el impresionante y monumental Palacio de Comunicaciones en la Plaza de Cibeles. Y un despacho de ochenta metros cuadrados y una altura tipo
la Gran Pirámide. Desde ahí, el Alcalde de Madrid, la ciudad que perdió a sus hijos en el más atroz atentado cometido en Europa, pide que se haga borrón y cuenta nueva y que no se remueva más el 11-M.

Que se jodan las víctimasy que si no se sabe quienes fueron los organizadores de la masacre, pues que no se sepa. ¡Total, ya pasó! Como las víctimas están muertas, ¿qué más les da, no Gallardón?

Y sigue aprovechando para decir que quiere ir a las generales.. ¿Entonces para qué coño te presentaste a las municipales? Lo de este trepa es para expulsarlo del Partido, cualquiera que este fuese. Este nuevo Faraón no tiene más cabida que en un partido a su mayor grandeza y gloria. Debería pedir a sus mentores de Prisa y Vocento que se lo financiaran. El Partido Gallardo, por ejemplo, y que deje de faltarle al respeto a quienes le votaron para un puesto que, a la vista está, le parece poco y por eso lo disfraza de poco menos que de Faraón de la estirpe Gallardonista, primera dinastía.

Lo llevo diciendo mucho tiempo, si a este elemento no se le frena se carga el PP como su padre se cargó UCD.