martes, 13 de noviembre de 2007

Sigue el empeño en resucitar a la extrema derecha

El próximo sábado, manifestación de Falange.

No lo impedirán. A pesar de la insistencia de quienes piden al Fiscal que promueva todas las herramientas para la prohibición de tal manifestación, no lo harán. La marcha había sido prohibida por la Delegación del Gobierno en Madrid, pues se había convocado bajo un lema -"Homenaje a José Antonio Primo de Rivera, asesinado por los socialistas"- que anunciaba altercados, pero los convocantes recurrieron la decisión judicialmente y el TSJM les ha dado la razón.

Harramientas jurídicas tiene la Fiscalía aún para impedirla. Pero al PSOE le interesa resucitar el fantasma de la extrema derecha, a quienes ya provocó con la llamada Ley de la Memoria Histórica y que no es más que un vano y burdo intento de reescribir la historia y de hacer ganadores de la guera civil a quienes la perdieron.

Si consiguen resucitar a la extrema derecha tendrán excusa para movilizar a la izquierda durmiente y pasota y así conseguir que voten. No es cierto que pretendan resucitar a la extrema izquierda, esa ya está, más que viva coleando, durante la democracia; véase la ETA y sus casi mil víctimas mortales e innumerables afectados en mayor o menos grado. O el terrorismo de Terra Lliure. La extrema derecha y los neonazis no han provocado más de ocho muertos desde el 81.

No. Lo que se pretende es resucitar el "fantasma" de la extrema derecha. En breve para ligarla al PP, y si no, al tiempo. La estrategia que se basaba en la sentencia ya no es válida, ya no les sirve. El 70 % de los españoles cree que hay mucho por investigar y que no se ha castigado a todos los culpables. La guerra de Irak ya queda lejos y la propia sentencia no la vincula con el atentado. Así que hay que ir a por el plan B: resucitar a la extrema derecha y despertar el miedo. La vacuna: el PSOE.

Después de haber puesto todo tipo de impedimentos a manifestaciones de las víctimas del terrorismo, por ejemplo, sería muy sospechoso que a ésta no se le pusieran pegas. Veremos a ver si una vez autorizada la policía está pronta a intervenir antes de que ocurra algún hecho como el del domingo y haya alguna víctima. Aunque sabido es que la rentabilizarían a placer.