lunes, 14 de enero de 2008

Chávez.

El Gran Gorila manipulador.

Hugo Chávez ha jugado un papel absolutamente repudiable en la liberación de Clara Rojas y Consuelo González, y que demuestra la calaña moral de este personaje. Es incluso capaz de justificar el terrorismo si ve que ello le beneficia de algún modo.

Lo que ha hecho Hogo Chávez no tiene nada que ver con la obligación moral de cualquier Gobierno de hacer, dentro de la legalidad, lo posible por salvar vidas o por liberar rehenes, no. Este elemento ha intermediado en la liberación de estas dos mujeres secuestradas por las FARC para apuntarse un éxito político a través de la manipulación, alabando a esta organización narco-terrorista a la vez que ha tratado de humillar al Gobierno de Colombia.

Ha llegado a afirmar en el Parlamento que las FARC y el ELN son "fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político, que aquí es respetado". Y pidió a los distintos Gobiernos que saquen de las listas de organizaciones terroristas a estas dos organizaciones acusando además a EEUU de demonizar a "la guerrilla" colombiana, volviendo a insultar a los colombianos al considerar de este modo a una organización terrorista que se financia del narco tráfico. Su propuestas no han encontrado ningún apoyo, por mínimo que sea, y ya ayer numerosos Gobiernos latinoamericanos y la Unión Europea se negaron a modificar su opinión sobre las dos organizaciones terroristas.

El Gobierno de Colombia considera, con toda la razón, que el gorila venezolano quiere desestabilizarlo y recuerda que dichos grupos terroristas son los autores de la muerte de varios miles de inocentes en los últimos diez años, y aún tienen secuestrados a 700 rehenes por los que piden elevados rescates.

El apoyo de Chávez a estas organizaciones mafiosas y terroristas evidencia el proyecto que intenta imponer, que no es otra cosa que una dictadura de izquierdas con él de presidente vitalicio, como su maestro Fidel Castro, y sin respeto alguno por los derechos humanos y por la libertad de expresión.

Urge ayudar a los venezolanos, que en parte se han dado cuenta y han reaccionado contra el intento de este golpista con vocación de dictador y le han retirado parte de su apoyo. Y se debería empezar por aislar a este energúmeno apoyando a la oposición maltrecha por los puñetazos del gorila.