jueves, 10 de enero de 2008

España no se merece un Gobierno que miente.

No es cierto que "la verificación" se llevara a efecto.

Zapatero en la rueda de prensa conjunta con el Presidente francés ha dicho que "el Gobierno exploró la posibilidad de un fin dialogado, ETA demostró que sus intenciones eran otras, me da igual en qué momento, en qué tiempo o quien tomara la decisión y le puedo asegurar que las consecuencias van a ser evidentes para el destino de la banda terrorista".

Pues aunque a él le dé igual -demostrando una vez más su total falta de percepción de la realidad y de su propia responsabilidad- resulta que no da igual, porque él pidió autorización al Parlamento para negociar si se verificaba la intención de ETA de hacer una tregua. Y además, dijo que se verificó tal intención..; mientras ETA daba órdenes de cometer el atentado de Barajas. Luego sí que importa "en qué momento" ETA tomó la decisión, pues era en ese momento cuando se nos decía que se había verificado lo contrario.

El Gobierno mintió: no era cierto que se hubiese verificado la intención de ETA de mantener el alto el fuego: Señor Rubalcaba: España no se merece un Gobierno que miente.